Recuperarse de un ictus tocando música

Ir abajo

Recuperarse de un ictus tocando música

Mensaje por Aphra el 13/02/16, 08:20 pm

Algunos pacientes de ictus recuperan la movilidad del brazo gracias a la música

Aunque la funcionalidad de la extremidad superior no logra restablecerse al 100% en todos los casos estudiados, sí que se ha demostrado que tocar el piano o la batería aporta beneficios a la neurorrehabilitación de este tipo de enfermos. Da igual que sea rock, música clásica o un bolero. Lo importante en este caso no es el género musical, sino el efecto ‘orgánico’ que ejerce la partitura en el cuerpo del intérprete. De hecho, tocar un instrumento musical no solamente es entretenido, sino que aporta enormes beneficios a las personas que han sufrido un ictus y que siguen un programa de neurorrehabilitación. “Hay algunos pacientes que han recuperado totalmente la movilidad de la extremidad superior”, asegura el profesor Antoni Rodríguez Fornells, neurocientífico e investigador Icrea en el Institut d’Investigació Biomèdica de Bellvitge (Idibell) [l'Hospitalet de Llobregat, en Barcelona], quien añade que “hemos observado mejoras muy notables en una segunda fase de tratamiento en un paciente crónico. Teniendo en cuenta que estos pacientes ya no presentan recuperación o mejora espontánea porque están en fase crónica, estos resultados son esperanzadores”.



Si bien el grado de mejora varía en función de cada caso -no todos los enfermos estudiados han recuperado totalmente la movilidad del brazo, sino sólo algunos-, los hallazgos obtenidos a raíz de la investigación dan pie a plantearse nuevos retos científicos, tal y como remarca el profesor: “En estudios futuros deberemos explorar cuáles son las variables que más influyen en el éxito de la terapia. Por ejemplo, una hipótesis de trabajo actual es estudiar si los pacientes con una mayor motivación y placer en actividades musicales son más receptivos y muestran mejoras más notables en terapias que utilizan música”. Vamos, que en el artículo que nos ocupa ‘irse con la música a otra parte’ no tiene ni mucho menos connotaciones negativas, sino que es una manera de seguir intentando encontrar nuevos caminos que permitan mejorar la neurorrehabilitación de los pacientes de ictus.

-Tocar el piano o una batería electrónica después de haber sufrido un ictus ayuda a recuperar el control psicomotor de las manos y a mejorar el estado de ánimo, según se ha comprobado en una investigación que usted lidera. ¿Cree que usar otros instrumentos musicales podría surtir el mismo efecto?

Es posible que el entrenamiento con otros instrumentos musicales produzca resultados similares a los que hemos encontrado en nuestra investigación. El mecanismo fundamental en esta terapia es que el estímulo auditivo producido por el instrumento musical es un potente reforzador de los movimientos, ayudando al sistema motor a recuperarse. La elección de los instrumentos para la terapia se realizó en base a qué tipo de movimientos se pueden ejercitar con éstos, ya que cada instrumento demanda unos movimientos específicos. Por lo tanto, mientras escojamos instrumentos musicales que se ajusten al tipo de movimientos que queramos entrenar, podríamos esperar efectos similares.



-¿Hasta qué punto se recupera el control psicomotor en las manos?¿Puede dar algún ejemplo?

Hay algunos pacientes que han recuperado totalmente la movilidad de la extremidad superior. Sin embargo, todavía no estamos seguros sobre la duración de la terapia, ya que los pacientes con más afectación necesitarían más sesiones de tratamiento. En un estudio de un caso hemos observado mejoras muy notables en una segunda fase de tratamiento en un paciente crónico. Teniendo en cuenta que estos pacientes ya no presentan recuperación o mejora espontánea porque están en fase crónica, estos resultados son esperanzadores.

-¿Desde un punto de vista puramente neurocientífico, qué cree que mejora el estado del paciente: el hecho de que el cerebro procese mentalmente notas musicales o bien el esfuerzo físico de mover articulaciones a la hora de tocar los instrumentos?

Ambas cosas son importantes en el planteamiento teórico de esta terapia. En ella se practican movimientos repetitivos, como en muchas otras terapias de neurorrehabilitación enfocadas a la recuperación de la función motora. Lo especial de la terapia musical es que el movimiento que se realiza con el instrumento musical tiene como resultado un sonido. Este estímulo auditivo es un reforzador que ayuda al paciente a ser consciente de su desempeño. Por ejemplo, si tocó la nota correcta con la presión y duración requerida. El sonido ayuda a detectar los errores y refuerza los aciertos. Esta información es utilizada por el sistema motor para ajustar (recalibrar) los movimientos en el aprendizaje motor. Además, la música es un potente estímulo para el sistema límbico, por lo que esta terapia involucraría aspectos emocionales. De manera destacable, aprender a tocar un instrumento suele ser una actividad agradable, con retos, y que podría ser vista por los pacientes como una actividad con propósito dentro de su rehabilitación.

-No todos los pacientes de accidente cerebrovascular sufren las mismas secuelas. ¿La musicoterapia consigue esa mejora del control psicomotor y del estado del ánimo en todos los pacientes estudiados?

Es cierto que las secuelas después de un ictus son muy variadas, desde problemas de movilidad en una parte del cuerpo a déficits sensitivos o cognitivos. En nuestro estudio anterior con pacientes crónicos (publicado recientemente en la revista ‘Brain Imaging and Behavior’), los pacientes presentaban únicamente problemas motores y se encontraban en una fase crónica y estable de la enfermedad, en la que no se esperan más mejoras. Después de la terapia con soporte musical, consiguieron mejorar la motricidad fina y gruesa de la extremidad superior así como su estado de ánimo.
Algunos pacientes mejoraron más que otros, lo que se debe en parte al nivel de déficit motor del paciente al inicio del estudio. En estudios futuros deberemos explorar cuáles son las variables que más influyen en el éxito de la terapia. Por ejemplo, una hipótesis de trabajo actual es estudiar si los pacientes con una mayor motivación y placer en actividades musicales son más receptivos y muestran mejoras más notables en terapias que utilizan música.



-Según el doctor Jaime Gállego, de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la mayoría de ictus se producen en personas con edades avanzadas, si bien existe el ictus juvenil e incluso pediátrico, aunque en estos dos últimos casos con una incidencia o prevalencia mucho más baja. ¿El experimento con música consigue resultados diferentes en función de la edad? ¿Una persona más joven logra más beneficios para su salud que una de más edad tocando un instrumento?

La edad es un factor importante que afecta a la plasticidad cerebral… en edades más avanzadas, menos cambios plásticos tienen lugar. Desde un punto de vista neurocientífico, la neurorrehabilitación busca potenciar cambios estructurales y funcionales en el cerebro a través de las diferentes terapias. En nuestro estudio los pacientes se encontraban en un rango de edad de entre 40 y 70 años, aproximadamente. Aunque no hemos estudiado la influencia de la edad en la terapia, la terapia con soporte musical ha funcionado en este rango tan amplio de edad. Sin embargo, es una buena cuestión a considerar en futuros estudios.

-¿Ejercitarse con la música también lograría que un músico que ha padecido una embolia -ya sea aficionado o profesional- mejorara?

A lo largo de todos estos años esta pregunta se ha ido repitiendo en nuestro grupo de investigación, así como en los diferentes congresos a los que hemos asistido. Nuestra hipótesis principal de trabajo era inducir en los pacientes los cambios plásticos que se producen en una persona sana cuando aprende a tocar un instrumento. Cuando aprendemos a tocar un instrumento, la corteza motora presenta unos cambios funcionales que se pueden medir como un cambio en la reorganización estructural y funcional del cerebro utilizando técnicas de neuroimagen. En este sentido, un músico que sufriera un ictus ya habría experimentado previamente estos cambios plásticos en su cerebro debido al hiperentrenamiento musical, y no sabemos cómo afectaría el re-entrenamiento. Por el contrario, cuando los músicos oyen piezas musicales que han practicado experimentan mayor activación en la corteza motora, lo que supondría una ventaja para la estimulación, mediante la música, de las áreas motoras dañadas.

-¿Cuántos pacientes han participado en esta investigación financiada por el programa RecerCaixa (una iniciativa conjunta de la Obra Social La Caixa y la Associació Catalana d’Universitats Públiques (ACUP)?¿Se espera obtener algún dato más en el futuro a raíz de este estudio?

Este proyecto aún está en marcha (tiene sólo un año de vida). Durante este año 2016 completaremos la muestra, que está prevista que finalice al llegar aproximadamente a los 50 pacientes. Esta investigación se realiza en colaboración con la unidad de neurorrehabilitacion de la Clínica de la Esperança (Parc Salut Mar; en colaboración con la Dra. Esther Duarte [Barcelona]). Así que los resultados definitivos de esta muestra de pacientes agudos (con un ictus menor de 6 meses) serán analizados definitivamente dentro de un año o año y medio (dependiendo de la velocidad de reclutamiento de nuevos pacientes).

http://farmacosalud.com/algunos-pacientes-de-ictus-recuperan-la-movilidad-del-brazo-gracias-la-musica/

_________________
Cool Ensayísticamente Hablando Cool
avatar
Aphra

Mensajes : 825
Fecha de inscripción : 06/02/2014

http://ensayisticamentehablando.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperarse de un ictus tocando música

Mensaje por Desapastillada el 16/02/16, 11:23 pm

El poder de la música, tiempo atrás me llamó la atención la experiencía de esta mujer Maria Josep Pazos que despertó del coma con esta canción...

 

Maria Josep Pazos

Sinopsis

Morí por primera vez el 24 de agosto de 2011 en Vitoria. Fue una muerte terrible. Me sorprendió de madrugada mientras dormía en un hotel. Nunca sabes cuando se te acabará la vida ni si estarás preparada. Yo ese día tenía hechas las maletas pero no para irme para siempre. Al día siguiente me esperaba mi hija Clàudia, de 14 años. Era un viaje especial." Así empieza el testimonio de Maria Josep Pazos, una mujer joven, con un trabajo de responsabilidad que cayó en coma. Durante esa experiencia cercana a la muerte pasa por diferentes fases de su conciencia y vive regresiones a vidas pasadas. Todavía en coma, le hicieron escuchar una canción ("Estic esperant" del grupo Els Convidats) e inmediatamente Maria Josep reaccionó y empezó a llorar. Fue el primer paso hacia su recuperación. «La fuerza del alma» es un testimonio lleno de esperanza, un viaje de ida y vuelta a los límites de la vida: La prueba de que el alma existe y que con coraje y superación se llega a la felicidad.

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3076
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.