Moscú, una muralla frente a los yihadistas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Moscú, una muralla frente a los yihadistas

Mensaje por Desapastillada el 01/03/16, 06:48 pm

por Thierry Meyssan

Desde 2012, Moscú viene tratando de atraer a los occidentales hacia su proyecto: la defensa de la civilización frente al yihadismo, algo similar a lo que ya sucedió en el pasado cuando el mundo se unió contra el nazismo. Para lograrlo, comenzó por disociar a la Casa Blanca de las organizaciones armadas que Rusia considera como «yihadistas» y que Estados Unidos designa como «rebeldes», y ahora se esfuerza por aislar a Turquía. Lejos de ser un epifenómeno diplomático, el cese de hostilidades en Siria constituye un cambio radical en la situación. Washington acaba de reconocer que en Siria ya no hay–o que ya no existen– grupos armados «moderados».

Manifestación ante la embajada de Rusia en Damasco.

Se equivocan quienes analizan la política rusa desde un punto de vista árabe u occidental. Rusia tiene su propia visión sobre los yihadistas, a los que conoce desde 1978, cuando estos acudieron en ayuda de los pashtunes contra el gobierno comunista de Kabul.

Vladimir Putin luchó personalmente contra los yihadistas del Cáucaso, principalmente contra el Emirato Islámico de Itchkeria, durante la segunda guerra de Chechenia (1999-2000), donde fueron vencidos. En aquella época, los árabes proclamaban su solidaridad con los musulmanes rusos y no entendían lo que sucedía en el Cáucaso, mientras que los occidentales, después de la disolución de la Unión Soviética, aplaudían a todo el que trataba de proseguir el proceso de desintegración de Rusia. En el terreno, sin embargo, no existía ninguna diferencia entre el Emirato de aquella época y el Califato actual. En Grozni, se aplicaba la sharia y se cortaban cabezas exactamente igual que en Raqqa.

AVISO: Religion of Peace: The Dagestan beheading massacre. Muslim Filth in action.La comunidad de YouTube ha identificado este contenido como potencialmente ofensivo o inadecuado. Advertimos que el contenido de este vídeo puede herir la sensibilidad de algunos espectadores.

Daguestán, 1999. Atrocidades de los yihadistas del Cáucaso.

Hoy en día, a pesar de la propaganda que presenta la guerra en Siria como una guerra contra el islam, o que presenta la República Árabe Siria como una «dictadura alauita» que masacra a los sunnitas, los hechos demuestran lo contrario: el Ejército Árabe Sirio que lucha contra los yihadistas se compone en un 70% de sunnitas.

En 2012, o sea casi al inicio de la guerra, en el momento en que la DIA [1] estadounidense advertía a la Casa Blanca del peligro que representaba el grupo terrorista que se convertiría en el actual Emirato Islámico [2], Vladimir Putin declaraba que el tema sirio se había convertido en una «cuestión interna rusa». Desde entonces, el presidente ruso ha venido tratando de crear una coalición internacional contra los yihadistas con los occidentales.

Rusia recuerda lo sucedido en el mundo durante los años 1930. En aquella época, el rey de Inglaterra, Eduardo VIII, era públicamente nazi. Montagu Norman, el gobernador del Banco de Inglaterra, financió el ascenso de Hitler al poder con el dinero de la Corona británica [3]. El objetivo de los británicos era respaldar un Estado capaz de acabar con la Unión Soviética que, después de sacar del poder al zar Nicolás II, amenazaba sus intereses capitalistas. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, acabaron aliándose con Stalin y Mao en contra de Hitler.

En estas imágenes de archivos, recientemente sacadas a la luz por la publicación británica The Sun, el futuro rey de Inglaterra Eduardo VIII enseña el saludo nazi a la actual reina Isabel II –quien tenía entonces sólo 6 años.

Vladimir Putin espera ahora modificar las actuales alianzas, como sucedió en el periodo que va de 1936 a 1939. Es por eso que, durante los últimos años, se ha esforzado por seguir aplicando a los estadounidenses el calificativo de «socios», a pesar de que Washington no cesaba de asestarle puñaladas por la espalda, organizaba en Moscú manifestaciones contra su gobierno (2011-2012) y orquestaba un golpe de Estado en Ucrania (2013-2014).

El 10 de febrero de 2016, el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, distribuyó a los miembros del Consejo de Seguridad un informe de la inteligencia rusa sobre las actividades de Turquía en apoyo a los yihadistas [4]. Este documento de 2 páginas presenta una serie de hechos irrefutables. Demuestra que Turquía es un Estado-renegado que viola deliberadamente, y desde hace mucho años, numerosas resoluciones de las Naciones Unidas.

Pero lo interesante es que cada uno de esos hechos remite a redes y agentes que en el pasado ya habían respaldado a los yihadistas chechenos. En aquel momento, no hubo implicación del Estado turco como tal sino del Partido del Bienestar (Refah). Hoy en día, el Refah ha dejado de existir para dejar su lugar al AKP. Como los hombres del AKP hoy están en el poder, el Estado turco está ahora implicado [5].

Dando muestra de su perseverancia, el oso ruso trata ahora de disociar a Turquía de la OTAN. De esta operación depende el futuro de la humanidad. Si Turquía sigue siendo miembro de la alianza atlántica, seguirá apoyando a los yihadistas, no sólo en Siria sino también en Irak, en Libia y, en definitiva, en el mundo entero. La otra posibilidad es que la OTAN se distancie de Turquía y, en ese caso, Estados Unidos y Rusia podrían aliarse para luchar eficazmente contra los yihadistas en cualquier rincón del mundo.

Parece que el 12 de febrero los rusos finalmente lograron disociar a la Casa Blanca de los neoconservadores y de los halcones liberales que respaldan a Turquía y a los yihadistas. Serguei Lavrov y John Kerry acordaron la creación de dos grupos de trabajo que ellos mismos copresiden, relegando así a la ONU a un papel de simple escribano [6].

En otras palabras, Jeffrey Feltman, quien desde hace 3 años utiliza sus funciones como número 2 de la ONU para sabotear todo esfuerzo de paz, ha sido relegado [7]. Resultado: en sólo 10 días Rusia y Estados Unidos lograron fijar las condiciones para un cese de hostilidades que estaba pendiente desde 2012 [8].

El presidente ruso Vladimir Putin anunció personalmente, a través de la televisión rusa, la conclusión del acuerdo de cese temporal de hostilidades en Siria, pactado por Rusia y Estados Unidos.

Este cese de las hostilidades ha sido claramente rechazado por la «Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y de la Oposición Sirias», cuyo presidente –el turco-sirio Khaled Khoja– comentó: «Es absolutamente escandaloso concluir con Rusia acuerdos bilaterales sobre el “cese de hostilidades” cuando esos acuerdos no conciernen a uno de los principales asesinos de civiles en Siria, que es la Federación Rusa. Ya es hora de que Rusia salga de Siria y ponga fin a la guerra brutal que libra contra nuestros conciudadanos» [9].

Este acuerdo es en realidad una trampa tendiente a destruir todo el sistema de los neoconservadores y de los halcones liberales estadounidenses. Durante las negociaciones de Ginebra 3, ya Rusia había puesto pacientemente en evidencia la mala fe de la «oposición» apoyada por Arabia Saudita y Turquía. Esa oposición se desacreditó a sí misma con sus incesantes cambios de postura. No era ni siquiera cuestión de poner en duda su representatividad sino solamente de demostrar que su objetivo no es mejorar las condiciones de vida de la población siria sino únicamente derrocar a cualquier precio la República Árabe Siria. Prueba de ello es la citada declaración del señor Khoja ya que, al contrario de lo que él afirma, Rusia sí se somete al cese de hostilidades, del cual se excluyen en cambio los grupos catalogados como terroristas en la lista de la ONU.

Este cese de las hostilidades apunta a poner a los grupos armados frente sus propias responsabilidades. Sólo tenían que inscribirse –ante Washington o Moscú– para no seguir siendo blanco de los bombardeos rusos o sirios, pero en ese caso renunciaban a derrocar la República Árabe Siria y aceptaban participar en un proceso político a favor de una Siria laica y democrática, abandonando por tanto el sueño de un Estado Islámico. Del millar de katibas existentes, sólo 97 se atrevieron a optar por un proceso que las convierte en «traidores» a la causa turca y las designa como próximas víctimas de sus ex colegas yihadistas.

En todo caso, los occidentales no podían esperar nada mejor. El 15 de diciembre de 2015, el general Didier Castres, responsable de las operaciones militares de Francia en el extranjero, aseguraba en audiencia ante el Senado que el número total de combatientes que pudieran ser considerados moderados no pasaba de 20 000 [10]. Sólo días después, en enero de 2016, un informe de la inteligencia alemana afirmaba que la proporción de sirios en el seno de los grupos armados que operan en Siria no pasa de un 5% [11].

Eso es precisamente lo que querían demostrar Kerry y Lavrov al hablar de un cese de hostilidades, en vez de un alto al fuego –ya que esta segunda expresión tiene implicaciones jurídicas que no tiene la primera.

La respuesta de John Kerry a la pregunta de un senador, durante una audiencia parlamentaria en Washington, sobre un eventual «plan B» como escapatoria, adquiere así otra dimensión. Si fracasa el cese de hostilidades, no podrá haber una partición de Siria, y será así simplemente porque el plan de cese de cese de hostilidades habrá demostrado que la opción que se plantea no es entre Damasco y «rebeldes» sino entre Damasco y los yihadistas.

Para la consejera del presidente Assad, el «Plan B» de John Kerry debería tener como objetivo luchar contra los yihadistas.

Siguiendo esa misma lógica, el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, declaró al diario alemán Der Spiegel que la OTAN no se dejaría embarcar en una guerra contra Rusia provocada por Turquía [12]. El artículo 5 de la Carta de la alianza atlántica sólo estipula el respaldo a un Estado miembro directamente atacado, pero no cuando ese Estado provoca un conflicto [13]. Al día siguiente, Alemania confirmaba al Daily Mail las declaraciones de Asselborn [14].

La Casa Blanca se dispone ahora a sacrificar a Recep Tayyip Erdogan, a quien se atribuirían entonces todos los males que asolan la región. El presidente turco podría acabar asesinado –como su predecesor Turgut Ozal, en 1993– o derrocado por sus propios colaboradores. De no ser así, la guerra se desplazará iria hacia Turquía. Vladimir Putin habrá logrado su objetivo: modificar las líneas del frente de manera que los occidentales luchen a su lado contra los yihadistas que ellos mismos crearon.

   Elementos fundamentales :
   
- Rusia no se implicó en el conflicto sirio para defender intereses económicos ni resucitar una alianza de los tiempos de la guerra fría sino para luchar contra los yihadistas.
   - Al concluir el acuerdo de Munich, el secretario de Estado John Kerry aceptó relegar a Jeffrey Feltman, el líder de los neoconservadores y de los halcones liberales en la ONU, a un papel subalterno. Al proponer el cese de hostilidades, permite separar a los combatientes sirios razonables de los yihadistas.

Thierry Meyssan


[1] La DIA es la agencia de inteligencia del departamento de Defensa de Estados Unidos. Nota de la Red Voltaire.

[2] También identificado como Estado Islámico o como Daesh (su acrónimo árabe) o con siglas como EI, EIIL, ISIS o ISIL. Nota de la Red Voltaire.

[3] «Banqueros anglosajones organizaron la Segunda Guerra Mundial», por Valentin Katasonov, Strategic Culture Foundation (Rusia) , Red Voltaire, 16 de mayo de 2015.

[4] «Informe de la inteligencia rusa sobre actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico», Red Voltaire, 18 de febrero de 2016.

[5] «Cómo apoya Turquía a los yihadistas», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 22 de febrero de 2016.

[6] “Statement of the International Syria Support Group”, Voltaire Network, 12 de febrero de 2016.

[7] «Alemania y la ONU contra Siria», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria) , Red Voltaire, 28 de enero de 2016.

[8] “Cessation of Hostilities in Syria”, Voltaire Network, 22 de febrero de 2016.

[9] «Lettre datée du 18 février 2016 adressée par le représentant de la Coalition nationale des forces de la révolution et de l’opposition syriennes» [En español, “Carta con fecha del 18 de febrero de 2016, del representante de la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Sirias”]. Documento de la ONU S/2016/165.

[10] «Audition au Sénat du général Didier Castres sur Daesh », Réseau Voltaire, 15 de diciembre de 2015.

[11] “Asian rebels in Aleppo, Western blind spot”, Christina Lin, Asia Times, febrero de 2016.

[12] «Syrienkonflikt: Warnung aus der Nato an die Türkei», Der Spiegel, 19 de febrero de 2016.

[13] «Traité de l’Atlantique Nord», Réseau Voltaire, 4 de abril de 1949.

[14] «NATO warns Turkey it can’t count on support in a conflict with Russia as tensions escalate», Gianluca Mezzofiore, Daily Mail, 20 de febrero de 2016.
Thierry Meyssan

Thierry Meyssan Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).


http://www.voltairenet.org/article190470.html

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Moscú, una muralla frente a los yihadistas

Mensaje por Desapastillada el 02/03/16, 10:28 am

Alto al fuego en Siria: ¿confiar en los criminales genocidas que provocaron el conflicto?

Recientemente el gobierno sirio aceptó la propuesta de Estados Unidos y Rusia de un alto al fuego, sin duda condicionado por este último país quien ha prestado un apoyo más que vital para poder resistir la agresión genocida que data desde el año 2011.


Antes de la participación militar activa de Rusia en Siria, EEUU jamás hubiera negociado algún cese de hostilidades simplemente porque tenía ventaja en el campo de batalla. La situación ahora es distinta, los terroristas necesitan replegarse y reagruparse, además de tiempo para obtener suministros y elaborar estrategias con apoyo de los servicios de inteligencia de EEUU y Turquía.

El alto al fuego es una farsa. Rusia sigue confiando en la "buena fe" de EEUU, cosa que no existe. Están preparando una zona de exclusión aérea para una probable invasión terrestre desde territorio turco, necesitando para ello detener el avance del Ejército Árabe Sirio, sobre todo en la provincia de Alepo. Los terroristas aliados de la OTAN y sus vasallos abandonaron en masa la ciudad de Alepo a principios del mes de febrero a causa de la ofensiva gubernamental para recuperar la paz de sus ciudadanos. Como es de esperarse, Turquía les da la acogida.

Turquía: oveja negra de la OTAN

Turquía es el país miembro de la OTAN más al oriente, una especie de cuña en la región, un cuartel de avanzada de dicha organización. Durante la Guerra Fría, su territorio era una base importante de misiles nucleares de EEUU, los más cercanos que podía ubicar a la Unión Soviética. Luego de la "Crisis de los Misiles", el bloque socialista aceptó retirar sus dispositivos nucleares de Cuba si EEUU hacía lo mismo con sus análogos en territorio turco. El mundo se salvó de la destrucción mutua asegurada por medio de este acuerdo.

Turquía ha sido tolerada como la "oveja negra" de la OTAN, la que ejecuta trabajo sucio en el Medio Oriente, claro está, con la luz verde de los pesos pesados de la organización. En un país militarista, que desde que está gobernada por el criminal de Erdogan aspira a rescatar su pasado otomano. Atatürk, el fundador del Estado moderno turco, consideraba que la relación entre Estado y religión no sólo era nociva para la sociedad, sino que no permitía el avance y la modernización del país. Por esta razón decidió que la nueva constitución estableciera un gobierno secular en el que la religión y sus costumbres no se inmiscuyeran en las leyes, cosa que Erdogan quiere revertir al tratar de islamizar el país.

Turquía tiene el récord de más periodistas presos en el mundo. El año pasado fueron detenidos dos periodistas a raíz de su investigación sobre suministro secreto de armas a yihadistas sirios por los servicios secretos de dicho país. Los militares turcos que se han resistido por principios a colaborar con el apoyo al terrorismo que destruye Siria, han sido encarcelados y vejados. Erdogan ha autorizado el bloqueo de redes sociales de origen occidental como Twitter y YouTube, y a pesar de ello los países miembros de la OTAN prefieren mirar hacia otro lado, lo que revela la doble moral que siempre los ha caracterizado.

Erdogan se niega a reconocer el genocidio armenio cometido por el extinto Imperio Otomano, y además ha agudizado la persecución, represión y aniquilamiento del pueblo kurdo tanto en Turquía como más allá de sus fronteras (Irak y Siria).

Arabia Saudita: monarquía vulgar y retrógrada, principal financista de la agresión contra Siria

Arabia Saudita, herencia grosera del colonialismo inglés, está gobernada por la criminal familia Saud. Retrógrados, criminales y vasallos, cuyas cuentas personales sustituyen a lo que en un Estado moderno es el Banco Central. Hasta el país tiene en su nombre el apellido "real". Es un valioso aliado para los EEUU debido a que garantiza el chorro continuo de petróleo, además del financiamiento de cuanto grupo terrorista se atraviese para garantizar el status quo en la región.

Los Saud son vasallos que durante su historia han comprado su permanencia en el poder a costa de cumplir al pie de la letra cualquier mandato de EEUU. Esto explica la suicida política petrolera que vienen adelantando. Tienen un récord en violación de derechos humanos como muy pocos países en el mundo, lo que también revela el doble rasero de EEUU y sus lacayos de la OTAN.

Occidente usará el despliegue logístico que ha estado construyendo para la invasión a Siria

La gran chequera saudita ha financiado en buena parte el genocidio y destrucción de Siria. Ningún grupo terrorista aislado hubiera podido enfrentar una guerra de cinco años contra un ejército formal y profesional sin tener una constante y enorme fuente de recursos financieros y logísticos. Tal financiamiento no se hubiera dado sin tener la luz verde de EEUU y en general de la OTAN.

Hemos visto cómo de forma patética, cínica, arrogante y chocante, el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al-Yubeir, conmina al presidente Bashar Al-Assad a elegir entre la opción militar y la opción política, lo que significa renunciar al poder. La obsesión con el presidente sirio de la monarquía raya en lo morboso, en lo psicópata, en lo personal. Están frustrados y se nota mucho cuando lanzan amenazas por doquier. Sin EEUU son la nada. Unos voluntariosos guerrilleros yemeníes han puesto a morder el polvo a unos soldados sauditas muy bien equipados, pero faltos de moral y de un objetivo claro.

Adel al-Yubeir es el mismo que propone el suministro a los terroristas de misiles tierra-aire para derribar aviones rusos y sirios, y el que afirma además que "Rusia no podrá salvar al presidente sirio Bashar Al-Assad".
Ingenuidad: pecado capital a estas alturas del conflicto que se desarrolla en Siria

La noche del 27 al 28 de febrero se produjo un ataque desde el territorio turco contra la ciudad siria de Tal Abyad que realizaron unidades terroristas apoyadas por artillería de gran calibre del ejército turco, lo que representa una violación flagrante del acuerdo de alto al fuego. A pesar de las exigencias rusas de explicaciones, el gobierno de EEUU titubea y evita la condena a las acciones criminales turcas. A EEUU sólo le interesa el tiempo necesario para la preparación de una invasión terrestre y el establecimiento de una zona de exclusión aérea.

El almirante estadounidense James G. Stavridis ya habló de un "plan B" para Siria, el cual excluye a Rusia en caso de un posible fracaso de la tregua. El alto al fuego da el tiempo necesario para prepararlo porque evita el imparable avance del Ejército Árabe Sirio en la provincia de Alepo, principalmente.

EEUU tiene meses construyendo una base aérea en territorio sirio, específicamente en la gobernación de Hasaka la cual se encuentra en manos de facciones kurdas. Arabia Saudita ya ha desplegado aviones de combate en la base aérea de Incirlik (Turquía), la misma de donde despegó el F-16 turco que derribó el Sukhoi 24 de la aviación de combate rusa sobre territorio de Siria.

La ingenuidad a estas alturas del juego es un pecado mortal. Tal despliegue logístico cuesta mucho dinero, y lo más probable es que lo usen. EEUU, Arabia Saudita, Turquía, Jordania y demás vasallos están claros que es el primer paso para imponer una zona de exclusión aérea para dar cobertura a los terroristas en tierra, y así inclinar la balanza a su favor.

Desde 2011, y con la aprobación de la OTAN, las petromonarquías del golfo financian a todo tipo de grupos terroristas que destruyen Siria, usando principalmente como cabeza de playa el territorio turco. Es imperdonable pensar que los modernos servicios de inteligencia de la OTAN jamás se dieron cuenta de tal financiación, del movimiento de armamento, de los campos de entrenamiento, del soporte y logística que existe en territorio turco, del saqueo del crudo sirio que va a parar a Turquía a través de interminables colas de camiones cisternas.

No es casualidad que el conflicto se haya precipitado en el año 2011

Siria: la delgada línea roja

A comienzos del mes de febrero, el ministro de asuntos militares del régimen de Israel, Moshe Yaalon, afirmaba que "Siria no volverá a ser lo que era antes del inicio de la crisis". Cito: "…por desgracia, durante un periodo muy largo nos espera una inestabilidad crónica en Siria. Las estrategias dicen que vamos a unificar Siria. Sabemos cómo hacer una tortilla de huevos, pero no sabemos cómo hacer un huevo de tortilla".

Yaalon también reveló que el régimen de Tel Aviv mantiene reuniones secretas con autoridades de los países árabes ribereños del Golfo Pérsico: "Existen varias vías para mantener contactos con nuestros aliados árabes y eso no sólo se limita a Jordania y Egipto, sino que incluye a los países ribereños del Golfo (Pérsico) y a los que se ubican en el norte de África". La Liga Árabe ha claudicado.

La división de Siria siempre ha sido una de las prioridades del régimen israelí. Benyamin Netanyahu, sin rubor alguno, sostuvo en enero que la opción "más benigna" para Siria sería la "balcanización" o fragmentación. El plan es crear pequeñas republiquitas perfectamente dominables. Israel, consiguiendo su "espacio vital" a lo Hitler (¡qué paradójico!) y los vasallos del golfo consiguiendo su anhelado gasoducto hacia Europa.

Robert Kennedy júnior, sobrino del expresidente norteamericano John F. Kennedy, lo escribió recientemente: "La decisión de Estados Unidos de organizar una campaña para derrocar al presidente de Siria, Bashar al Assad, en gran parte se basó en la negativa de este mandatario a permitir el paso por su país de un gasoducto desde Catar hacia Europa". Un "secreto" a voces, pero es de reconocer el que provenga de un respetable norteamericano.

No es casualidad que el conflicto se haya precipitado en el año 2011, fecha en la cual Siria, Irán e Irak firmaron un acuerdo sobre un gasoducto que conectaría el yacimiento iraní de South Pars, el más grande del mundo, con Siria y con el Mediterráneo.

La artillería turca atacó recientemente la base aérea de Menagh, liberada previamente por los kurdos, en el norte de la provincia siria de Alepo. Mientras estuvo en manos terroristas no la atacó nunca. Siguen concentrando divisiones blindadas en la frontera, en zonas que mientras el terrorismo en Siria parecía imparable, jamás se encargó de protegerlas. El actuar criminal del gobierno turco busca ir aumentando las tensiones, a las cuales se les pueden sumar ataques de bandera falsa dentro de su territorio para precipitar un punto de no retorno al que Rusia tendrá que enfrentar.

Los próximos días serán cruciales y determinantes en el futuro de Siria. Sea cual sea el desenlace, el pueblo sirio está haciendo historia al plantarse firme y responder a una de las agresiones más brutales del imperialismo y del sionismo.

Por Alfredo Hurtado.

http://misionverdad.com/opinion/alto-al-fuego-en-siria-confiar-en-los-criminales-genocidas-que-provocaron-el-conflicto

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Moscú, una muralla frente a los yihadistas

Mensaje por Desapastillada el 04/03/16, 11:40 am

La tregua anunciada en Siria es una vulgar trampa. Extrañamente, cuando el Ejército Árabe Sirio (SAA) y sus aliados de Irán y Hezbolá con el apoyo de la aviación rusa estaban a punto de tomar el control sobre todos los centros importantes de Siria, Estados Unidos impuso una tregua de dos semanas.

Surge la pregunta: si nadie confía en la tregua entonces por qué aceptarla. Y de allí viene el problema que consiste en el poder de Estados Unidos de imponer su agenda y sus intereses. Decía el exasesor del expresidente George W. Bush, Karl Rove que "somos un Imperio ahora, y cuando actuamos estamos creando nuestra nueva realidad". Simplemente, la intervención rusa en Siria impidió a Washington seguir creando "su nueva realidad" en el Medio Oriente. Norteamérica necesitó de un respiro para que sus peones yihadistas que estaban siendo aplastados, "se reagrupen, se rearmen y se preparen", según las declaraciones del exagente del británico MI6 y el exasesor (1997-2003) del exmandamás de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Javier Solana, este reagrupamiento por supuesto es para seguir la agenda estadounidense de poner fin al régimen de Asad y balcanizar a Siria.

Esperar un gesto de buena voluntad de Washington es vivir en un mundo de ilusiones. Para Norteamérica, Rusia siempre va a ser lo que dijo hace pocos días el subsecretario de Defensa, James Townsend: "una amenaza trágica y perjudicial que tenemos que soportar por un tiempo". Es decir, como suelen decir los rusos, "ya están pensando cómo sacar el cuero del oso que todavía no han matado".

Si el enemigo te ofrece pan con una mano, cuida de su otra mano porque podría tener un puñal (proverbio georgiano)

http://mundo.sputniknews.com/firmas/20160302/1057299472/alto-el-fuego-siria-trampa.html#ixzz41vdqXWf6

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Moscú, una muralla frente a los yihadistas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.