796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Erasmus el 06/06/14, 10:59 am

Londres. La historia negra de la Iglesia católica irlandesa volvió a los titulares este miércoles al descubrirse casi 800 esqueletos de niños al lado de un antiguo convento católico de Tuam que albergó entre 1925 y 1961 a jóvenes madres solteras.

"Alguien me había mencionado la existencia de un cementerio para recién nacidos, pero lo que he descubierto es mucho más que eso", declaró la historiadora Catherine Corless, quien efectuó el descubrimiento.

Al investigar los archivos de un antiguo convento de Tuam (oeste de Irlanda), hoy convertido en urbanización, la historiadora descubrió que 796 niños, desde recién nacidos hasta los 8 años, habían sido enterrados sin ataúd ni lápida, en una antigua fosa séptica convertida en fosa común. Estos recién nacidos fueron probablemente enterrados secretamente por monjas del Convento Santa María, gestionado por monjas del Buen Socorro. William Joseph Dolan, familiar de un niño que estuvo en esa institución, interpuso una querella para entender lo que ocurrió en esa época.

La fosa común fue descubierta en 1975 por los vecinos, que hasta ahora creían que los huesos eran de víctimas de la Gran hambruna irlandesa del siglo XIX, en la que murieron cientos de miles de personas.

El convento fue derribado hace años para construir casas, pero la zona donde estaba la fosa común fue cuidada por los vecinos. St Mary era uno de los muchos hogares para madres e hijos que existían en Irlanda en el siglo XX. Miles de mujeres solteras embarazadas, tildadas entonces de "perdidas", fueron enviadas a dar a luz a estos hogares.

Las mujeres vivían en el ostracismo de la sociedad irlandesa, y a menudo las obligaban a dar a sus hijos en adopción.

Los problemas de enfermedades y malnutrición en esos centros están documentados desde hace tiempo. Un informe oficial de 1944 sobre una visita al convento Santa María de Tuam describía a los niños como "débiles, de vientre abultado y esqueléticos". Los registros del convento recientemente descubiertos confirman que los 796 niños murieron de hambre o de enfermedades infecciosas, como el sarampión o la tuberculosis. La doctrina conservadora católica de la época negaba a estos niños el bautizo y, en consecuencia, el entierro en campos santos. Tras conocerse el origen de los cuerpos, se formó un comité para recaudar dinero y levantar un monumento con los nombres y edades de los 796 muchachos.

El arzobispo de Tuam, Michael Neary, dijo que se reunirá con las superioras de la orden del Bien Socorro para ayudar con la tarea.

Por su parte, el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, se mostró partidario de investigar los hogares irlandeses para madres solteras.

"Si no se abre una investigación oficial sobre las inquietudes sin resolver sobre los centros para madres e hijos, sería importante acometer un proyecto de historia social para tener una idea exacta del papel de los centros en la historia de nuestro país", afirmó Martin.

Un secretario de Estado de Educación, Ciaran Cannon, pidió que se abra una investigación. El consejo de ministros abordará el tema en su próxima reunión. Este descubrimiento recuerda otro escándalo, que implica igualmente a madres solteras en Irlanda.

Entre 1922 y 1996, más de 10 mil muchachas trabajaron prácticamente como esclavas en lavanderías explotadas comercialmente por religiosas católicas en conventos en Irlanda.

Las internas, conocidas como las Magdalene Sisters, eran jóvenes embarazadas fuera del matrimonio o que habían tenido un comportamiento considerado inmoral.

En 2002, un filme francobritánico basado en ese caso y titulado The Magdalene sisters fue premiado en el Festival de Venecia con el León de oro, el máximo galardón.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/06/04/encuentran-fosa-comun-con-796-cadaveres-de-ninos-junto-a-convento-en-irlanda-6316.html
avatar
Erasmus

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 07/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Nikita dura de matar el 06/06/14, 01:23 pm

Es Terrorífico, con  esa doble moral religiosa, de los que se supone tienen que ser compasivos, en vez de condenarlas y además qué culpa tienen los niñitosl

Por desgracia, esto ocurrió también en España, con centros donde las monjas se quedaban con los niños que después entregaban por dinero en adopción, muchas veces bajo amenaza y coacciones, aprovechándose de las circunstancias de la lacra social de ser madres soltera, incluso llegaban a decirlas que había muerto el bebé, todo esto también está documentado, Ellos si que actuaron como una lacra! 
avatar
Nikita dura de matar
Moderador
Moderador

Mensajes : 1912
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Desapastillada el 06/06/14, 03:04 pm

“En la Magdalena tenemos una filosofía muy sencilla. A través de la oración, la limpieza y el trabajo, las que han caído pueden volver a Jesucristo nuestro Salvador. […]

En nuestra lavandería no sólo hay ropas y sábanas, sino los medios necesarios para limpiar vuestras almas y para borrar todos los pecados que habéis cometido. Aquí os redimiréis, y con la ayuda de Dios os salvareis del fuego eterno…”

Madre superiora – “Las hermanas de la Magdalena””

“Se estima que unas 30 mil mujeres fueron internadas en dichos lugares durante los 150 años de historia de dichas instituciones, por lo general en contra de su voluntad. El último asilo de las Magdalenas cerró sus puertas definitivamente el 25 de septiembre de 1996 en Irlanda.”

http://es.wikipedia.org/wiki/Asilo_de_las_Magdalenas



En el documental de Christopher Weber,  “Conventos de vergüenza“,  se menciona el terreno, dentro del convento, donde yacen cientos de cadáveres sin identificación, sin registro, ni documento alguno que explique la causa de la muerte. Algo que no nos resulta extraño en España, aunque aquí, la mordaza y el olvido por decreto, no nos haya permitido remover las fosas donde se enterraron miles de niños y  de jóvenes en terrenos de los conventos, de los internados, y de las “casas de Misericordia”.

Tampoco se suele hablar de aquella costumbre que desterró y enterró en vida, en las casas de Misericordia y en los manicomios,  regidos por monjas,  a cualquiera que no fuera docil, según la moral católica,  como las  jóvenes solteras embarazadas,  a las que se les encerraba de por vida, y se les quitaba su hijo al poco de nacer, y a las que la Iglesia Católica, que custodiaba esas instituciones represivas,  privó de libertad, derechos, salarios, encadenadas a trabajos embrutecedores, castigos y abusos físicos hasta su aniquilación.





SINOPSIS

Los conventos de la Magdalena en Irlanda eran gestionados por las hermanas de la Miseri-cordia en nombre de la Iglesia católica. Aco-gían a muchachas enviadas por sus familias o por los orfanatos, que allí quedaban encerra-das y a las que se obligaba a trabajar en las lavanderías para ex-piar sus pecados. Trabajaban sin percibir ninguna retribución, 364 días al año, y se las hacía pasar hambre, se las sometía a casti-gos físicos, humillaciones, violencia fisica y moral. Miles de mu-jeres vivían y morían allí. El último convento de la Magdalena en Irlanda cerró sus puertas en 1996. Es una película de ficción, que lamentablemente se basa en una historia verdadera.


¿Cómo se hizo la película "Las hermanas de la Magdalena"?...



Hechos sorprendentes

 LAS HERMANAS DE LA MAGDALENA (THE MAGDALENE SISTERS), de Peter Mullan, se basa en la historia, desgraciadamente verdadera, de miles de mujeres rechazadas por sus propias familias y abandonadas a la misericordia de la Iglesia católica. Estas mujeres, a las que se internaba porque se consideraba que habían “perdido la gracia de Dios”, eran encerradas sin que hubieran cometido ningún crimen, únicamente por ser pobres, huérfanas, víctimas de violación, por haber tenido hijos sin estar casadas o por ser consideradas en “peligro moral”.

 La fundación de las casas de la Magdalena en Irlanda se remonta al siglo XIX como refugio para prostitutas y mujeres que habían “perdido la gracia de Dios”. Su nombre se debía a la figura bíblica de María Magdalena, ex prostituta que se arrepintió ante Jesucristo y tuvo el honor de lavarle los pies. A comienzos del siglo XX las casas pasaron a manos de la Iglesia católica, que impuso un régimen mucho más severo. La gestión de las casas fue confiada a las hermanas de la Misericordia, que obligaban a las mujeres a lavar la ropa blanca de los hoteles locales, universidades, instituciones, entre ocho y diez horas al día, siete días por semana, sin recibir retribución alguna. La sociedad, que juzgaba a estas jóvenes inadecuadas o “en peligro” en la vida normal, consideraba que ésta era la mejor forma de hacerles expiar sus pecados.

 A comienzos del siglo XX, Irlanda era un país devastado por la pobreza, y los servicios de asistencia social estaban sobrecargados. Las familias sufrían fuertes presiones para que recluyeran en instituciones a los hijos que hubieran manchado su buen nombre y a menudo los confiaban al cura del lugar. La Iglesia, por su parte, les animaba a que las sometieran a un encarcelamiento ilegal en las lavanderías de la Magdalena. El severo dogma de la Iglesia católica reinaba con mano de hierro sobre la sociedad irlandesa y permitió la existencia de tales instituciones hasta los años setenta. En el interior de estas casas, la vida sin esperanzas, los severos castigos y los abusos morales y físicos estaban a la orden del día.

 A las chicas, al llegar, se las despojaba de sus ropas y objetos personales, se les cortaba el cabello y les cambiaban sus nombres de bautismo por nombres de santas católicas. Se les imponía un severo régimen de trabajo, de oración y de descanso, y se las privaba de todo contacto con el mundo exterior: ni libros ni periódicos, ninguna relación con sus propias familias. Muchas de las antiguas internas han descrito su existencia de reclusas como peor que si hubieran estado realmente en prisión porque las lavanderías de la Magdalena negaban incluso los mínimos derechos que se mantienen en las cárceles. Retenidas en contra de su voluntad, algunas mujeres pasaron toda su vida encerradas tras los muros de los conventos de la Magdalena, vivieron y murieron completamente aisladas del mundo exterior. Además, las monjas nunca preparaban a las jóvenes para la vida fuera de sus muros, de forma que tras dejar las lavanderías de la Magdalena casi todas ellas tuvieron que afrontar su nueva vida con grandes problemas. El hecho de haber estado en estas instituciones era una vergüenza tan grande que casi todas ellas lo ocultaron e incluso muchas huyeron para esconderse.

 A las jóvenes que daban a luz sin estar casadas se las separaba de sus hijos, que eran entregados en adopción, y se las obligaba a firmar documentos que les impedían intentar buscarlos más adelante. Las monjas que gestionaban las casas estaban en connivencia con el sistema imperante, una sociedad que veía las muchachas como un peligro para los severos códigos morales de la Iglesia y de la familia. Justificaban este encarcelamiento como necesario para la seguridad de las muchachas, que estaban en peligro moral fuera de los muros de las casas. Además, la conspiración de silencio y vergüenza que rodeaba a las familias de las jóvenes era una clara señal de que éstas ya no tenían una familia o una comunidad a la que regresar. El embarazo fuera del matrimonio se juzgaba una pérdida de la gracia de Cristo y a los hijos de tales pecadoras se les consideraba en peligro, en el peligro de perderse durante las siete generaciones siguientes. A las hijas de madres desconocidas se las encerraba en orfanatos y, cuando cumplían diecisiete años, se las enviaba a las casas de la Magdalena para expiar los pecados de sus madres.

 En las décadas de 1950 y 1960, en las casas de la Magdalena escocesas, el tipo de vida más propio de las novelas de Dickens, una existencia de hambre, golpes y abusos, se tradujo en un aumento de las fugas y en revueltas. En los años setenta, algunas de las diez casas existentes en Irlanda fueron cerradas debido al bum del consumismo, que alentaba el uso de lavadoras, y por el debilitamiento del poder de la Iglesia católica sobre la sociedad irlandesa. En 1996 fue cerrada la última casa de la Magdalena dejando entre 40 y 50 mujeres, que todavía vivían allí, incapaces de afrontar la vida afuera. Hasta la fecha, la Iglesia católica todavía no ha pedido perdón formalmente a las mujeres de las casas de la Magdalena ni les ha pagado ninguna indemnización. La mayor parte de estas jóvenes se fueron de Irlanda para tratar de rehacer su vida en Inglaterra o incluso más lejos. Se calcula que 30.000 mujeres y muchachas vivieron hasta su muerte en las lavanderías de la Magdalena.

Acabar con el estigma

 La primera vez que se planteó públicamente la situación en que se encontraban las mujeres de las casas de la Magdalena fue en 1992, en Eclipsed, obra teatral de Patricia Burke Logan. Esta autora había trabajado en una de esas casas durante los años sesenta e intentaba acabar con el estigma que pesaba sobre tales casas: “Las mujeres, víctimas inocentes de una sociedad irlandesa puritana, eran encerradas de por vida, condenadas al olvido, anónimas incluso en la muerte”. Pocos años después, en 1997, la cantautora Joni Mitchell escribió “The Magdalene Laundries”, que se ha convertido en la canción de protesta no oficial de las supervivientes de las lavanderías.

La película

 Por su parte, el actor y director Peter Mullan escribió LAS HERMANAS DE LA MAGDALENA (THE MAGDALENE SISTERS) tras haber visto el documental de Channel 4 Sex in a Cold Climate, que mostraba las condiciones de vida de las mujeres de las casas de la Magdalena.

 Mullan se apasionó por este proyecto por varios motivos. Horrorizado por el sufrimiento oculto de las mujeres de las casas de la Magdalena, Mullan se sintió profundamente conmovido, al ver el documental, por la tremenda injusticia sufrida por estas mujeres, y se propuso que su historia fuera conocida por un público más amplio. Decidió hacer una película basada en cuatro historias distintas y empleó material de vídeo como fuente principal de su investigación. Tras haber visto varios documentales sobre las mujeres de las casas de la Magdalena, Mullan dejó que fueran ellas mismas las que hablaran y extrajo lo esencial de estos testimonios para hacer la película. “Es ficción, pero inspirada en sus historias”, dice el director, que confiesa haberse sentido impresionado por el poder absoluto que la Iglesia católica ejercía sobre la sociedad irlandesa: “Una vez, una mujer respondió a mi pregunta acerca de cómo era su vida cuando era joven en la Irlanda de los años sesenta diciéndome: Imagínate el KGB. Tenía razón. Era idéntico al KGB. Si un cura decía que quería tu hijo, tenías que dárselo, sin hacer preguntas. Se llegó a crear una extraña situación en la que la gente no cuestionaba a la Iglesia y la Iglesia no se cuestionaba nada”.

 Otra cosa que impresionó a Peter Mullan fue la longevidad de las casas de la Magdalena: “Creo que el Estado, la Iglesia y la familia conspiraron contra estas chicas a las que consideraban moralmente irresponsables. La teocracia, sobre todo la Iglesia católica, se consideraba guardián moral de las jóvenes”.

 Mullan ha ambientado la película en 1964, en los alrededores de Dublín. En una época en la que muchas mujeres estaban experimentando una nueva libertad cultural, cuatro jóvenes, desde el interior de las lavanderías de la Magdalena, combaten para sobrevivir al encarcelamiento. La historia se concentra en sus vidas durante su prisión y la difícil relación con las monjas que se han convertido en sus carceleras.

 Con más de 25 premios internacionales por su trabajo y un BAFTA (premio de la Academia de Cine británica) de 1996 como Mejor Productora Novel, Frances Higson ya ha trabajado en otros proyectos de Peter Mullan: tres cortometrajes y la película Orphans. Quería volver a trabajar de nuevo con Mullan, al que considera “un guionista y director de enorme talento con una extraordinaria habilidad para contar historias”. Era consciente de que tenía gran importancia política y además le pareció muy potente: todo ello la atrajo de inmediato.

Las actrices

 Geraldine McEwan, con una larga carrera cinematográfica, televisiva y teatral, fue elegida para el papel de la inquietante hermana Bridget. Mullan comenta: “Estaba convencido de que la persona que interpretara a la hermana Bridget tendría que poner en ello toda su alma… Geraldine me ha dado la oportunidad de mostrar una contradicción viviente. No tiene un aire especialmente malvado, cuando habla no parece mala, en pocas palabras, no es una persona malvada. La actriz ha logrado dar alma a un papel que podía caer en la clásica caricatura de monja malvada”. Geraldine se sintió atraída por el papel, por la complejidad del personaje y por la fuerza del guión. “En calidad de actriz, de alguien que tiene que interpretar lo que otro ha escrito, nuestra tarea es hacer humano al personaje. Esto es lo más interesante. La hermana Bridget probablemente deseaba una vida distinta si no hubiese tenido el peso de su credo y de su misión”.

 Las muchachas de la casa de la Magdalena han sido interpretadas por actrices profesionales y por jóvenes actrices noveles pertenecientes a las comunidades católicas irlandesas.
Anne-Marie Duff fue elegida para el papel de Margaret, joven de un pueblecito violada por un primo suyo y enviada a la casa de la Magdalena para esconder la vergüenza de la familia. La londinense Anne-Marie, que antes de hacer esta película había sido candidata al Premio Olivier a la Mejor Actriz y que está desarrollando una sólida carrera teatral, televisiva y cinematográfica, se inspiró para su papel en sus raíces irlandesas católicas y descubrió historias de mujeres de las casas de la Magdalena a través de las experiencias de su familia. Mullan comenta que Anne-Marie Duff “aporta una maravillosa fragilidad al personaje aunque sabemos que pese a todo luchará para sobrevivir”.

 Dorothy Duffy fue elegida para el papel de Patricia / Rose, una joven madre soltera abandonada por su familia en la casa de la Magdalena y obligada a cambiar de nombre para atenerse a las reglas de la institución. Antes de debutar en esta película, Dorothy Duffy se había curtido como intérprete en representaciones de aficionados, con papeles en irlandés. Acerca de LAS HERMANAS DE LA MAGDALENA, comenta: “El guión es genial. Creo que es importante que la gente en Irlanda vea lo que pasó, porque me parece que muchas personas lo saben pero no quieren decirlo. Creo que, en nombre de las mujeres que pasaron por todas esas casas, es necesario mostrar lo que pasó”. Gracias a sus raíces irlandesas profundamente católicas, Dorothy aporta una silenciosa credibilidad a su personaje, básica para la idea que Mullan tenía del mismo. “Cuando la miras te crees totalmente que es el personaje, no te parece estar viendo a una actriz, y no es necesario mucho diálogo para lograr tal credibilidad. Dorothy tiene un sentido de la conversación silenciosa, casi interior”.

 Nora-Jane Noone, que interpreta a Bernadette, una huérfana en “peligro moral” por su atractivo físico, fue elegida durante unas pruebas públicas en Galway y éste es su primer papel importante. Mullan se quedó impresionado por su talento natural y afirma: “La mayoría de los talentos naturales no necesitan ni la cámara ni el escenario; interpretan desde siempre pero no se han atrevido a decirlo”. Al describir las características del personaje, el director dice: “Tenía que ser capaz de mostrar un cambio: pasar de chica alegre y traviesa a muchacha muy desconfiada y maliciosa, y viceversa. Tenía que tener el talento natural suficiente para poder dar ese salto”. Además, se ha dado la coincidencia de que el padre de Nora-Jane trabajó de joven como conductor de la furgoneta de la lavandería para el St. Michael Magdalene Home de Galway y fue de gran ayuda para la joven actriz.

 Eileen Walsh fue elegida para el papel de Crispina, joven madre soltera. Candidata al premio del cine británico independiente al mejor intérprete novel en 1999, Eileen tiene ya un extenso historial profesional teatral y cinematográfico, entre los que destaca su actuación junto a Peter Mullan en Miss Julie, de Mike Figgis. A Mullan le atrajo de inmediato que Eileen era “muy sociable, inteligente y experimentada. Considero que es fundamental que los actores agreguen su propia personalidad y sus propias opiniones al personaje, le guste o no al público, y ella tiene la valentía de hacerlo. En su lugar, muchas actrices habrían interpretado a Crispina como una persona a la que tener compasión, y eso habría sido un auténtico error”.

 El mismo Peter Mullan se reservó un papel en la película, como O’Connor, el padre de Una, la muchacha que intenta escaparse de la lavandería. Mullan dice de su personaje: “La Iglesia católica, la fe, la familia y la reputación tienen para él más importancia que su propia hija, y éste es el auténtico problema”. En una época en que la reputación y la dignidad de una familia eran puntos centrales para consolidar su posición en el interior de una comunidad, muchos hombres se encontraron en una situación similar, luchando para mantener intacta su propia posición.

Imágenes y notas de cómo se hizo “Las hermanas de la Magdalena” – Copyright © 2002 PFP Films y Temple Films. Distribuidora en España: Alta Films. Todos los derechos reservados.

http://www.labutaca.net/



En pos de justicia para víctimas de las Magdalenas

Julio 10, 2011

Cailly Morris

El gobierno irlandés abrirá una investigación sobre los abusos perpetrados en las lavanderías de La Magdalena que operaron en la década de 1920 hasta mediados de los 90.

Durante años grupos de derechos humanos como Justicia para Las Magdalenas han luchado para conseguir reparar los abusos y años de trabajo impago; ahora el gobierno esta tomando medidas para conocer la verdad.

“Es otro paso importante y estamos dispuestos a participar”, dijo James Smith, vocero del grupo Justicia para Las Magdalenas. “Pero no ofrecen una disculpa y todos los miembros de nuestro grupo consideran que lo primero que debería ofrecer es una disculpa, como señal de que la justicia restaurativa es importante”.

Muchas de las víctimas eran adolescentes que llegaban allí como castigo por delitos menores, por embarazos extramatrimoniales o por ser “muy bonitas”.






“Una vez ahí adentro, la única forma de salir era si algún miembro de la familia la reclamaba”, dijo Jennifer O`Leary, corresponsal de BBC Dublín. “Cualquier mujer que no encajaba dentro de la estrecha definición de lo que era un buen comportamiento católico corría el peligro de ser enviada a las lavanderías. Se cree que alrededor de 30.000 mujeres y niñas vivieron en las lavanderías, y que muchas de ellas murieron allí”.

Las cuatro órdenes religiosas que regentaban las instituciones residenciales dijeron estar dispuestas a cooperar con cualquier pedido de información que sirviera para clarificar el tema.

El Ministro de Justicia Alan Shatter sostuvo que para el gobierno era esencial, como primer paso, establecer completamente los verdaderos hechos y circunstancias relacionadas con las lavanderías de Las Magdalenas”, y cree que la investigación ayudará a aliviar las tensiones entre los grupos activistas y el gobierno.

Recientemente se ha revelado información en la capital que muestra una conexión entre las lavanderías y el Departamento de Justicia y Agricultura, al igual que Áras a Uachtaráin, Guinness, los principales hoteles de Dublín, Clery’s, el teatro Gaiety y el Hospital Dr. Steevens.

La investigación inicial también reveló que entre el 2006 y el 2010 el Sistema de Salud le otorgó 87 millones de libras a tres de las cuatro congregaciones religiosas afiliadas con las lavanderías entre 1922 y 1996.

El Senador Martin McAleese estará a cargo del comité interdepartamental desarrollado para investigar las acusaciones de abusos contra los derechos humanos en las lavanderías de Las Magdalenas.

“El único objetivo del comité es clarificar y detallar los hechos de cualquier interacción entre el Estado con las lavanderías”, dijo Dr. McAleese, y espera poder dar una valiosa contribución a la investigación.

(Traducido por: Silvia Guidobono – Email: silviaguidobono@gmail.com)

(Traducido por: Silvia Guidobono – Email: silviaguidobono@gmail.com)

http://www.theprisma.co.uk

avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Aphra el 07/06/14, 04:46 pm

¡Me apunto la película en mi lista de pendientes!
Es irónico como los representantes de la Iglesia Católica se jactan de defender la vida por encima de cualquier cosa, y luego resulta que acumulan más muertos en el armario (y nunca mejor dicho) que cualquier grupo terrorista que se precie.

Y hablando de terrorismo. La Rae define terrorismo así:
1. m. Dominación por el terror.

2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

Se parece sospechosamente a la descripción del convento:

Desapastillada escribió:Tampoco se suele hablar de aquella costumbre que desterró y enterró en vida, en las casas de Misericordia y en los manicomios,  regidos por monjas,  a cualquiera que no fuera docil, según la moral católica,  como las  jóvenes solteras embarazadas,  a las que se les encerraba de por vida, y se les quitaba su hijo al poco de nacer, y a las que la Iglesia Católica, que custodiaba esas instituciones represivas,  privó de libertad, derechos, salarios, encadenadas a trabajos embrutecedores, castigos y abusos físicos hasta su aniquilación.

¿Iglesia Católica = Organización terrorista?
avatar
Aphra

Mensajes : 826
Fecha de inscripción : 06/02/2014

http://ensayisticamentehablando.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Desapastillada el 09/06/14, 02:54 pm


El Voto de Tinieblas, o el Emparedamiento en las Comunidades De Monjas


Por Isidro Calderón



El monasterio de Santa Isabel la Real, en Granada, fue fundado por la reina Isabel la Católica por la Real Cédula de 15 de Septiembre de 1501 para establecerse en la Alhambra, pero la reina Isabel ordenaría su traslado al palacio de los Reyes Moros, que había sido cedido por ella y su esposo a su Secretario D. Hernando de Zafra, al que compensaron con otros edificios en la Carrera de Darro.


Situado en la otra margen del río Darro, en la parte alta del barrio de El Albayzín, el palacio de Dar al-horra o Casa de la Reina, fue la última vivienda de Fátima o Aixa, la madre de Boabdil, el rey Chico, era la reina repudiada por el rey Muley Hacen.



En 1057 era el palacio del rey Badis, y en su interior fue asesinado por las turbas su visir judío Ibn Nagrela. De la belleza del palacio quedan las palabras de Ibn al-Jatib, quien lo describió como “algo sin semejante en tierras de musulmanes ni de infieles”.


El llamado voto de tinieblas o emparedamiento en vida era un castigo medieval que permaneció como tradición aplicable en España hasta el siglo XVII y no fue privativo de una zona concreta, dado que era una práctica medieval muy extendida en toda Europa y que se daba en Madrid, en Barcelona, en Sevilla, en Valencia y en Granada, entre otras ciudades españolas, así como en Lisboa, en Rennes, en Lyón, en París, en Génova, en Florencia y en los muros de Roma; si bien, como atestigua Escolano, a partir del Sínodo del obispo Ayala, en 1693, se prohibió tal práctica, que de hecho desaparecería definitivamente 74 años mas tarde.



Existieron dos tipos de emparedamiento:


Uno era aquel que, con carácter de castigo, se impuso a determinadas mujeres por sus faltas y delitos cometidos, nada nuevo en la historia si recordamos el caso de las sacerdotisas vestales que en la Antigüedad eran encerradas al haber perdido su virginidad.


El otro tipo se daba en el caso de las mujeres que voluntariamente, con autorización de sus familiares y superiores, decidían adoptar este tipo de vida penitente.


Éstas, se retiraban en limitados recintos, a veces en la parte exterior de las Iglesias Parroquiales, dedicadas a la oración y vida contemplativa, manteniéndose con una parca comida que se les suministraba a través de una rejilla. Eran las mujeres llamadas como monjas beguinas o místicas.


La catedrática de Historia Medieval, Milagros Rivera Garretas, las define así:



“Es una forma de vida inventada por mujeres para mujeres.
Quisieron ser espirituales pero no religiosas.
Quisieron vivir entre mujeres pero no ser monjas.
Quisieron rezar y trabajar, pero no en un monasterio.
Quisieron ser fieles a sí mismas pero sin votos.
Quisieron ser cristianas pero ni en la Iglesia constituida ni, tampoco, en la herejía.
Quisieron experimentar en su corporeidad pero sin ser canonizadas ni demonizadas.
Para hacer viable en su mundo este deseo personal, inventaron la forma de vida beguina, una forma de vida exquisitamente política, que supo situarse más allá de la ley, no en contra de ella. Nunca pidieron al papado que confirmara su manera de vivir y de convivir ni se rebelaron, tampoco, contra la Iglesia.”



En Granada hay constancia de que hubo emparedadas en las parroquias de San Gil y de Santa María Magdalena, llamada de “los asturianos”, ambas hoy demolidas, así como en las iglesias parroquiales del Perpetuo Socorro (sor Ana Bueso), de San Antón (sor Carmen Gaitán), del Salvador (sor Clara Montalbán), situada en el Albaicín, así como en la antigua ermita de San Antón, demolida hoy, situada en la avenida de Cervantes, donde estuvo sor María Toledano, que permaneció emparedada en oración 27 años, como atestiguan las doblas y aniversarios fundados en cada parroquia para mantener a las emparedadas de Granada; en Guadix fue célebre sor Beatriz, que se recluyó en una cueva 32 años y tenía fama de santa y milagrera.


El acuerdo del Consell de la Ciudad de Valencia del 11 de agosto de 1531 por el que se concede a Quiteria de Mora, emparedada, facultad para tomar un palmo y medio de terreno de la calle, junto a la iglesia de San Andrés. También en los muros de San Esteban, estuvo recluida sor Angela Genzana de Palomino, de la tercera orden de San Francisco, durante más de 30 años, hasta que la ruina amenazaba aquella parte del templo donde ella estaba y tuvo que abandonar su voluntaria reclusión.



El padre Rodríguez, en su Biblioteca Valentina, nos habla de los tres emparedamientos de la iglesia de Santa Catalina. Asimismo, hay noticia de su existencia en la desaparecida iglesia parroquial de Santa Cruz, en el barrio del Carmen, antes de que ésta fuera derruida y trasladada al vecino convento del Carmen, carmelitas calzados, en 1842.


A finales del siglo XVI hay testimonio testamentario de cómo sor Madalena Calabuig, sor Martina Frauca y sor Esperanza Aparisi, vivían emparedadas en la Iglesia Parroquial de San Lorenzo, a quienes iba a confesar el controvertido Venerable Francisco Jerónimo Simó, beneficiado de la parroquial iglesia de San Andrés, lo que indica cómo varió el antiguo sistema de emparedamiento hacía una vida de reclusión en comunidad ya que entre las mujeres emparedadas se elegía a una con el título de Ministra para que hiciera de Superiora.


Así, el uso del término emparedamiento implicaba una reclusión punitiva entre cuatro paredes, como un calabozo o enterramiento en vida; mientras que el término emparedarse hay que entenderlo como reclusión en una celda de penitencia y mortificación de la que tantos ejemplos hay a lo largo de la historia.



El deán de la Catedral de Valencia y rector de la Universidad literaria, José Cardona, escribió en 1693 su Apología por las mujeres que llamaron emparedadas de la ciudad de Valencia, “provando que estas mugeres que vivian en lo antiguo en reclusiones ó emparedamientos á la parte exterior de las Iglesias Parroquiales de esta çiudad” que entraban en reclusión no por pena, ni castigo, sino libre y voluntariamente con aprobación de sus parientes y directores espirituales.”


Podemos citar casos de Santas Mujeres, como es el de la venerable sor Inés de Moncada que se recluyó en los montes de Portaceli, o el de santa Oria que, recluida, era cantada por Berceo:



“Emparedada era, yacia entre paredes,

havia vida lazerada…

porque angosta era la emparedación,

teníala por muy larga el su buen corazón…”


Y, además de estos casos de reclusión individual, con el tiempo las reclusiones en comunidad, formando una especie de beaterio, fueron apareciendo en nuestras tierras.



En tiempos del burrianense Martín de Viciana, en un monte de Bocairente, había siete emparedadas con hábito de la tercera orden de san Francisco:


“Hay en un monte alto cerca de la villa un emparedamiento con siete honestas, y venerables mugeres emparedadas. La primera que se emparedo fue Sor Cecilia Ferre: la qual vino del emparedamiento de Santa Cruz de Valencia. Esta casa fue comenzada año 1537. Y en el año 1554 se encerro la primera emparedada en esta Iglesia como título del Monte Calvario”.


También Viciana nos recuerda el emparedamiento de la villa de Onda:


“En la Iglesia hay un emparedamiento donde estan encerradas seis honestisimas mugeres beatas con el habito y regla de San Francisco que son habidas por un dechado de virtud y santidad de vida: y siempre suele haver en este emparedamiento algunas mugeres muy ejemplares, y provechosas para las honradas mugeres de Onda; para rogar al Señor por el bien y conservación de la tierra”.


Quizá el abuso fue la causa de que en el Sínodo del arzobispo Ayala de 1693 se prohibiera en adelante estos emparedamientos; sin embargo, las comunidades admitidas hasta entonces siguieron vigentes y sujetas a visitadores nombrados por el Ordinario, disponiendo que en adelante no se celebrasen misas en sus celdas y encierros, ni aún in artículo mortis. Hoy no queda más recuerdo en el paisaje urbano de tales emparedamientos que los viejos muros de las antiguas parroquias citadas, testigos de un tipo de penitentes que con el tiempo evolucionó hacia beaterios y reclusiones en comunidad de doncellas y viudas.




Libro de oraciones de las emparedadas

En los Anales de Granada, que fueron escritos por D. Francisco Henriquez de Jonquera, se narra un suceso de empaderamiento ocurrido en Septiembre de 1615, y dice:


“Hicieron justicia en esta çibdad de Granada de un hombre llamado Gaspar Dávila, torcedor de seda, por haber rompido la cerca de la huerta del monasterio de monjas de Santa Ysabel la Real para sacar a una monja del dicho monasterio o tener que ver con ella, por lo qual fue ahorcado en la plaça llamada Nueba por sentencia de los señores alcaldes de corte de esta Real Chancilleria; y la dicha monja, que por ser de calidad no la nombro, fue mandada emparedar viva en el dicho monasterio, amén otros rigurosos castigos que le mandó dar su religión”.


“por lo qual fue ahorcado en la Plaça llamada Nueba…”


En el Archivo de la Curia de Granada hay un documento sin portada y con el epígrafe “Usos y costumbres viejas”, fechado en 1715, y del que se desconoce a que parroquia, iglesia o monasterio perteneció, que recoge en el folio IV-aB:



“Tened en cuenta que es costumbre vieja en las comunidades de monjas emparedar y dejar morir de hambre y asfixia a la profesa que viola o rompe las reglas, especialmente el voto de castidad.
¿Has olvidado el cementerio infantil que hay un poco más allá?”.


También queda recogida en los Anales de Granada otra arte de matar, llamada encubamiento, que se le practicaba a los habitantes de la ciudad:



“En Noviembre de 1611, cuando se demostró que una muxer havía envenenado a su marido con arsénico para casar con otro hombre, se la encubó con un gato y un perro y se la echó al río para cumplir con la ley; después, la sacaron, se le dio garrote vil junto a la fuente del río Genil, en el lugar que llaman del Humilladero, y la sepultaron en el cementerio de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Angustias”.

 affraid 




avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Desapastillada el 10/06/14, 02:39 pm

Se rumorea que allí se practicaron experimentos médicos con los niños y bebes, se ha abierto una investigación independiente dirigida por una instancia alta judicial... La ministra de Justicia, Frances Fitzherald, ha nombrado a dos altos mandos de la Policía para dirigir la investigación, informa la agencia Europa Press.


Los niños en Sean Ross Abbey en Tipperary se cree que han sido utilizados en los ensayos de medicamentos secretos en la década de 1930


De acuerdo con el 'Irish Daily Mail', antiguos registros médicos muestran que entre 1930 y 1936 a los 2.051 niños recluidos en las casas para madres y bebés les dieron una vacuna contra la difteria producida por la compañía internacional de medicamentos Burroughs Wellcome.

"Sin embargo, el hecho de que los informes de estos experimentos fueran publicados en las revistas médicas más prestigiosas sugiere que dichas pruebas con seres humanos fueron ampliamente aceptadas por los médicos y facilitadas por las autoridades a cargo de las instituciones residenciales para niños", explica Michael Dwyer, historiador de la Universidad de Historia de Cork, quién investigó decenas de miles de ejemplares de revistas médicas y los archivos sobre la tragedia de Tuam.


Hogares infantiles están bajo la atención desde que se supo que 796 bebés pueden ser enterrados en la antigua madre y bebé a casa en Tuam, Co Galway - Enda Kenny ha ordenado a los funcionarios para ver si existen otras fosas comunes


Inocencia: Académico Michael Dwyer se enteró de los ensayos de medicamentos secretos con pasar a través de viejos registros médicos - niños desde los Sean Ross Abbey Inicio en Tipperary, en la foto, se cree que han estado involucrados


Hogares infantiles en Irlanda eran a menudo el único lugar donde podría ir a una mujer embarazada fuera del matrimonio


Los niños fueron atendidos por las monjas y a menudo adoptaron en el extranjero - ahora parece que también fueron utilizados en los ensayos de medicamentos -

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2650475/More-mass-baby-graves-Ireland-Prime-Minister-Enda-Kenny-orders-investigation-memorial-800-dead-babies-planned.html
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Erasmus el 14/06/14, 12:55 pm

Antiguamente se utilizaba a los niños para hacer ritos y sacrificios, éstos no tenían derechos propios y apenas eran considerados como personas, el abuso o maltrato infantil no era condenado ni se tenía control sobre él hasta hace bien poco.

La diferencia entre agresión y maltrato la define su objetivo. Mientras la agresión se define por la lesión que provoca, el maltrato queda descrito con palabras como sometimiento, humillación, dominio, miedo, esclavitud, y muerte en muchos casos

Recuerdo el primer caso que fue documentado sobre violencia, específicamente violencia contra un menor y que dejo al descubierto un fenómeno mucho más generalizado de lo que se creía y de algunos vacíos legales. En este caso una niña (Mary Ellen) de ocho años era golpeada continuamente, herida con tijeras, atada a la cama, con síntomas de desnutrición severa y otras señales de maltrato físico. En ese entonces (1866) algunos vecinos denunciaron el caso ante una corte, sin embargo los funcionarios de la corte se negaron a emprender cualquier tipo de acción para proteger a la niña debido a la inexistencia de leyes que acogieran específicamente el maltrato de los niños por sus padres o cuidadores. En su desesperación, la defensa de la niña se dirige a la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales. Puesto que los animales se encontraban legalmente protegidos del tipo de violencia al que Mary Ellen se encontraba sometida y puesto que Mary Ellen era parte del reino animal debía ser posible que esta sociedad para la protección de los animales interviniera ante los tribunales en defensa de la niña, argumentando que por ser un mamífero como cualquier perro o gato, merecía por lo menos las mismas atribuciones que por derecho protegían a los animales.

Lograron así retirar la custodia a la perpetradora del maltrato y se la condenó a un año de cárcel. En cuanto a Mary Ellen, el juez le concedió la custodia a su salvadora y se la llevó a vivir al campo, a la casa de su madre y, cuando esta falleció, cuidó de ella una hermana, hasta que Mary Ellen se casó y creó su propia familia con dos hijas.

Este fue el primer proceso judicial que defendió a un menor, una niña, por los malos tratos recibidos por adultos y a partir de esta sentencia, en 1875 se creó la New York Society for the Prevention of Cruelty to Children, la primera entidad que se fundó en el mundo para proteger a la infancia y The National Society for the Prevention of Cruelty to Children, en Londres.

Si bien, este caso tuvo una gran resonancia y sacudió las concias de mucha gente, tuvo que pasar más de un siglo para que la ONU se pronunciara a favor de los derechos del niño.
avatar
Erasmus

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 07/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Nikita dura de matar el 14/06/14, 09:43 pm

Hola, Erasmus, gracias por la información, no sabia de esta historia, de la niña Mary Ellen y los pasos que se tuvieron que desarrollar hasta llegar a protegerla y el inició de la protección para la infancia.
Es increíble como puede haber esa clase de individuos que se llaman "padres"  y consideran a los niños como si no fuesen personas, como si no importa lo que llegan a sentir, que les educan a base de golpes y menosprecios, y en muchos países están abandonados a su suerte en las calles. El caso de  sacrificios de niños, ya está registrado en culturas, hasta en la biblia lo menciona, yo por mi parte no excluyo que las muertes de estos casi 800 niños, pudieran tener que ver con los  horribles "rituales"  


avatar
Nikita dura de matar
Moderador
Moderador

Mensajes : 1912
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: 796 cadáveres de niños descubiertos en Irlanda

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.