Att. de “Podemos”: Que es el Dinero, Como se Crea, Quien lo Emite, y, Como nos Controla…¿Lo Solucionamos?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Att. de “Podemos”: Que es el Dinero, Como se Crea, Quien lo Emite, y, Como nos Controla…¿Lo Solucionamos?

Mensaje por Desapastillada el 07/07/14, 12:51 am



Esperando ser tan eficiente explicando como el simpático personaje que hay arriba, vamos a descubriros el mecanismo fraudulento de creación del dinero de la mayoría de territorios del planeta agua. No obstante, también existen áreas del globo con sistemas monetarios aceptables. Sin embargo, al final veremos como no necesitamos ninguno de ellos.



Actualmente, aun vemos como la gran mayoría de países siguen enfrentándose a la crisis de deuda que provocó el colapso crediticio de 2.008. Consecuencias directas; recorte de servicios sociales, y, la venta de bienes públicos. ¿Y que han hecho los gobiernos?, intentar equilibrar los presupuestos, acción que no puede llevarse a cabo ya que la oferta monetaria ha sido contraída. Por lo tanto, la única opción de huida hacia adelante ha sido bancarizar estos países a través de la deuda publica. En definitiva, esclavizarlos y someterlos al más lucrativo antojo del sistema monetario privado que nos gobierna.



Principalmente, se reprocha a los gobiernos que se han excedido en el gasto público, y si, también es cierto, pero no fueron los gobiernos quienes iniciaron la crisis, sino el colapso del sistema bancario y crediticio, que, paradójicamente los gobiernos deberían crear y mantener.



Ahora, sin seguir leyendo, intentad contestar a la siguiente pregunta, ¿Cómo creéis que se crea el dinero?, si os habéis autocontestado que es el gobierno quien lo crea, estáis equivocados. Pero no os preocupéis por vuestro desconocimiento, han sido y son muy efectivos desinformando a la población durante décadas, incluso siglos.



Así que, tal y como cree la mayoría de la sociedad, el dinero no es creado por nuestros gobiernos, excepto algunos claro. Es creado por Bancos privados en forma de préstamos. Y, este sistema privado de creación de dinero ha crecido exponencialmente durante siglos, bancarizando gobiernos a nivel mundial, y, saqueando sus recursos mas valiosos.



Sin embargo, el inválido sistema monetario actual predominante también contiene las semillas para su propia destrucción, la fuente de su poder, es también un fatal defecto de diseño estructural. Con permiso de Ellen Brown, a continuación detallamos cual es este defecto:



“…La falla es que los bancos otorgan ‘crédito bancario’ que se debe pagar con intereses, aunque no tienen la obligación de gastar los intereses que recaudan, y así, los prestatarios pueden obtenerlo una y otra vez con el fin de cancelar su deuda. En contraste, este dinero se invierte en varios casinos fuera del alcance de los prestatarios. Esto lleva a una continua necesidad sistémica por obtener más dinero nuevo de crédito bancario, más deuda con más intereses adjuntos para evitar moratorias generalizadas y el colapso deflacionario...". Es decir, el dinero no es reciclado en la economía real productiva, que, evitaría la anterior trampa crediticia. Solución; la Banca de propiedad pública al servicio de la ciudadanía.



Hoy en día, este problema es particularmente evidente en la Unión Europea. El €uro es un sistema de cambio fijo, que, no permite la expansión para satisfacer las demandas del casino de préstamos privados que nos gobierna. El resultado, es que las naciones miembros de la Unión Europea, en conjunto, están abrumadas por la deuda.



Antes de ofrecer algunas soluciones al respecto, veamos Como se Crea el Dinero, explicado por la FED en Modern Money Mechanics, institución que representa al sistema monetario más predominante;



“…El proceso real de creación de dinero se lleva a cabo principalmente en los bancos. [pag.3]

Los bancos realmente no desembolsan los préstamos del dinero que reciben como depósitos. Si hicieran esto, no se crearía dinero adicional. Lo que hacen cuando otorgan préstamos, es aceptar pagarés a cambio de créditos a las cuentas de transacción de los prestatarios. Los préstamos (activos) y depósitos (pasivos), se incrementan por el mismo monto. [pag.6]

Con un requisito uniforme del 10% de las reservas, un aumento de 1 dólar en las reservas, sirve de base para 10 dólares adicionales para las cuentas de transacción. [p.49]…”



En definitiva, un depósito de 100 Dólares, sirve de base para uno de 90 Dólares en otro banco, que, justifica otro de 81 en otro banco, y así, sucesivamente. Por lo tanto, el dinero nace de la deuda, que, es creada a partir de la nada, ¿Qué os parece la estafa?, ya solo por esta razón, podrían ser declaradas nulas y cancelarse todas las deudas, ya que, no cumplen el principio de consideración legal, es decir, una de las partes, el banco, no utiliza una forma legítima de propiedad para el intercambio, es decir, el dinero no viene de sus activos.



Este es el modelo convencional, también conocido como reserva fraccional, pero, en realidad los bancos crean inicialmente los prestamos, tal y como funciona el fraudulento sistema de tarjetas de crédito.



Los bancos necesitan de depósitos para compensar sus cheques pagados con destino a otros bancos. Por lo tanto, de ser necesario para compensar sus cheques, piden dinero prestado a otros bancos. En efecto, piden prestado el dinero que acaban de crear, quedándose con el margen entre las tasas de interés. Evidentemente, esta tasa suele ser muy reducida.



Y así, es como se crea actualmente el dinero, pero, ¿Cómo Evolucionó este Sistema Monetario Privado de Dinero-Deuda?



El actual sistema de dinero emitido de forma privada, surgió de los antiguos orfebres del siglo XVII. A las personas que dejaban su oro al cuidado de los orfebres, se les entregaban recibos de papel llamados ‘billetes de banco’. Otras personas que querían pedir dinero prestado, estaban dispuestas a aceptar los billetes de banco de papel en lugar de oro, ya que, los billetes eran más seguros y cómodos de cargar. El acto de prestidigitación, ocurrió cuando los orfebres descubrieron que solo el 10 % la gente acudía a por su oro.



Fue entonces cuando se les ocurrió que podían imprimir hasta 10 veces más billetes de papel moneda, y, prestarlos con interés a la economía real productiva. Es decir, multiplicar sus ganancias por diez a través de la usura y falsificación masiva.



Este sistema fue bautizado como banca de ‘reserva fraccional’, y, se institucionalizó cuando el Banco de Inglaterra fue fundado en 1694. Al banco, se le permitió prestar sus propios billetes al Gobierno, creando así toda la oferta monetaria nacional. Sólo el interés sobre los préstamos tenía que ser pagado, la deuda, podía ser prorrogada por tiempo indefinido. Por lo tanto, quien emite desde entonces todo el dinero de una nación es su banco central privado correspondiente, en colaboración con sus homónimos de otros continentes.



Lo anterior, sigue siendo cierto hoy día. La deuda publica de cualquier país nunca se paga, tan solo sigue creciendo, incrementando así la base de la oferta monetaria de cualquier territorio. Efectivamente, los intereses sobre la misma también siguen creciendo, favoreciendo únicamente al conglomerado de bancos privados que forman el fraudulento sistema monetario, que, somete a toda la humanidad a sus artificiales e invalidas reglas del juego. ¿Lo Solucionamos?, Podemos



Existen varias alternativas a este sistema de fraude Ponzi;



- Emitir Dinero Libre de Deuda, que, remplace a toda la oferta monetaria existente, y, crear un interés asociado destinado a gasto público, que, sustituya y elimine al mismo tiempo los impuestos que gravan injustamente al trabajo y el consumo.

Cancelada la Deuda, Inhabilitar el Principio de Reserva Bancaria Fraccionada, e, Incrementar las Reservas de los bancos públicos y privados al 100 %, es decir, solo podrán prestar lo que tienen sin permitirles crear prestamos fraudulentos que se basan en el cobro de pagares (promesas de pago) a cambio de crédito ficticio concediendo dinero que no tienen, siendo este principio el causante de la inflación, que, no es mas que un impuesto oculto a la población, ya que, es el nuevo dinero-deuda creado el que resta valor al anterior existente en el sistema, disminuyendo al mismo tiempo el poder adquisitivo de la sociedad cuando suben los precios, manipulados además por el casino financiero mundial que nos gobierna.



- Bancos de Propiedad Publica; si toda la ciudadanía es dueña del banco, los intereses y el mecanismo de creación de dinero actual revierte sobre la sociedad, es decir, el dinero seria una infraestructura económica del gobierno al servicio de la ciudadanía. Esta medida permitiría reducir los impuestos, aumentar los servicios públicos, etc. Como dato, si se eliminaran los intereses, el coste de las infraestructuras publicas se reduciría entre un 30-50 %, es decir, se elimina la financiarizacion de la economía real productiva. Con el permiso de nuevo de Ellen Brown, veamos un claro ejemplo:

“…En los Estados Unidos, este sistema de bancos de propiedad pública se remonta a los colonos americanos. El mejor de los modelos coloniales, estaba en la colonia de Pennsylvania de Benjamin Franklin, donde, el Gobierno administraba un ‘banco de tierras’. El dinero fue impreso y prestado a la comunidad. Se reciclaba de nuevo al Gobierno, y, podía ser prestado y represtado. El sistema era matemáticamente sólido, porque el interés y las utilidades regresaban al Gobierno, que, luego gastaba el dinero en la economía real en lugar de los impuestos. Por el contrario, los bancos privados, normalmente, prestan sus utilidades a la economía, o, invierten en negocios privados generadores de dinero, en los que siempre se espera más de lo que se invirtió originalmente.

Durante el período en el que el operó este sistema monetario al servicio de la ciudadanía, los colonos no pagaban impuestos, excepto al consumo, los precios no se inflaban, y, no existía deuda pública…”



Vistas las soluciones monetarias transitorias, por último, y con la ayuda de varios fragmentos de otros autores, vamos a revelar la correcta historia monetaria contemporánea, que, explica como nos controla actualmente el fraudulento e inválido sistema monetario privado:



Cualquier sistema monetario con base pública, donde el dinero se crea libre de deuda, sin interés asociado, y, sea directamente a la comunidad prestado, es socialmente solido y sostenible, pero, si los gobiernos únicamente imprimen y gastan, aumentando la oferta monetaria sin control, que, devalúa al mismo tiempo la moneda, el sistema monetario será fallido.



Durante el sistema de Pennsylvania, los comerciantes británicos se quejaron tras perder su ventaja diferencial sobre los colonos, proponiendo al rey Jorge II la prohibición a los colonos de emitir su propio dinero. A partir de ese momento, los impuestos tenían que ser pagados a Inglaterra en oro, y esta condición forzosa, significó incurrir en deuda con los banqueros ingleses. El resultado fue una depresión masiva. Los colonos, finalmente se rebelaron, y, volvieron a emitir su propio dinero, lo que precipitó la revolución americana.



Tras desatarse el conflicto internacional, los colonos financiaron una guerra contra una gran potencia con simples recibos en papel, y ganaron. Pero los británicos, contraatacaron librando una guerra de monedas. Falsificaron masivamente el dinero de papel de los colonos, en una época en que esto era fácil de hacer, y, para el final de la guerra, los vales de papel eran prácticamente inútiles. Después de haber perdido su valor, los colonos estaban tan desilusionados con el papel moneda, que, dejaron el poder para su emisión fuera del control de la Constitución de los Estados Unidos. Aunque ésta, se reserva su emisión en las primeras enmiendas.



Por lo tanto, el problema no es el papel moneda, sino hacia donde va dirigido, ya que, si se utiliza con fines económicos reales, donde, el incremento de la oferta monetaria sirve para impulsar el crecimiento de la  oferta de bienes y servicios, su función será socialmente satisfactoria. No obstante, si va dirigido a otras utilidades, tales como el gasto militar descontrolado, su función será socialmente ineficiente. Además, cualquier incremento de la oferta monetaria tiene que estar respaldada por los recursos de un territorio.



Tras la revolución americana, Alexander Hamilton, el primer Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, se enfrentó a enormes deudas de guerra, y, no tenía dinero para pagarlas. Por lo tanto, recurrió a la estratagema utilizada por Inglaterra, conocida como banca de reserva fraccional. En 1791, Hamilton estableció el Primer Banco de los Estados Unidos, un gran banco privado que imprimiría billetes ‘respaldados’ por el oro, que, se prestarían directamente al Gobierno.



El truco funcionó: los billetes de papel de los bancos expandieron la oferta monetaria, las deudas fueron pagadas, y, la economía prosperó. Pero, fue el comienzo de un sistema de gobierno financiado por la deuda con los banqueros privados, quienes, prestaron los billetes sólo nominalmente respaldados por oro.



Durante un periodo de 20 años, tiempo máximo que duraría la licencia del primer banco central de los Estados Unidos, los grandes privados saquearon a la economía, ¿Cómo?, expandiendo y contrayendo la oferta monetaria a su más lucrativo antojo. Es decir, durante el periodo de expansión monetaria todo el mundo incurría en deudas, y, cuando éstas no podían pagarse, ya que gran parte del capital iba destinado al pago del interés usurero, los bancos privados expropiaban los frutos de la economía real a cambio de nada. Estos booms y crashes, se les conoce como ciclos económicos. Fue Andrew Jackson, quien en 1.835 “mató al banco”, cancelando por primera y última vez toda la deuda de Estados Unidos. No obstante, no fue suficiente, ya que, la banca de reserva fraccional siguió funcionando a pleno rendimiento. Por lo tanto, la emisión y creación del dinero siguió principalmente en manos privadas, situación que provocó varias depresiones económicas detonantes de la guerra civil americana.



Durante la Guerra Civil, 1.861-1.865, el presidente Lincoln evitó una agobiante deuda de guerra, volviendo al sistema monetario de dinero emitido por el gobierno, simulando así el plan de los colonos americanos. Emitió billetes del Tesoro de los Estados Unidos llamados Greenbacks, en lugar de pedir prestado a tasas de interés usureras. Pero, tras ganar la guerra, Lincoln fue asesinado, y, la emisión de Greenbacks se detuvo.



Casualmente, en 1.881, el segundo presidente americano que quiso seguir los pasos de Lincoln, Garfield, también fue asesinado. ¿Adivináis quien fue el tercero?, efectivamente, Kennedy, así que ya podéis responder la famosa pregunta de, ¿Quién mato a Kennedy?, fue, el Sistema Monetario. Los motivos, básicamente los mismos; en 1.961 Kennedy aprobó una ley que permitiría al gobierno americano imprimir su propio dinero fuera del control de la FED y bancos privados. Esta ley, tras su asesinato, fue derogada.



Desde 1.913, y, tras varios booms y crashes económicos provocados deliberadamente por el sistema bancario para convencer a la opción pública de la necesidad de un banco central, se creo la FED, Reserva Federal, de carácter privado, que, fue autorizada para emitir sus propios billetes de la Reserva Federal como moneda nacional.



Estos billetes se le prestaban luego al Gobierno, eliminando la facultad de éste de emitir su propio dinero libre de deuda (excepto para las monedas). La Reserva Federal, fue creada aparentemente para prevenir estas fallas bancarias, sin embargo, su verdadero plan era precisamente lo contrario, crear los ciclos económicos a su mas lucrativo antojo. Veinte años después de su creación, tuvimos la Gran Depresión, la mayor falla bancaria de la historia. Robert H.Hemphill, gerente de crédito del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, escribió en 1934:

“Somos completamente dependientes de los bancos comerciales. Alguien tiene que pedir prestado cada dólar que hay en circulación, en efectivo o crédito. Si los bancos crean mucho dinero sintético somos prósperos, si no, nos morimos de hambre…”



Obviamente, para los banqueros era un buen sistema, les permitió establecer el control absoluto. El objetivo final, crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país, y, la economía mundial en su conjunto. Efectivamente, ya lo han conseguido, a través de varias instituciones privadas como el Banco Mundial (BM), Banco Internacional de Pagos (BIS), y, el Fondo Monetario Internacional (FMI), que, no son mas que extensiones internacionales de los Bancos Centrales.



Pero, ¿Cómo funciona esta pirámide?, en la cima, el Banco de Pagos Internacionales [BPI] con sede en Basilea, Suiza; un banco de propiedad privada, controlado por todos los bancos centrales del mundo, que, a su vez son un conglomerado de empresas bancarias privadas. Desde su origen y fundación, cada banco central trató de dominar a su Gobierno, controlando los préstamos del Tesoro. Esta trampa de deuda se configuro en varias etapas;



En 1971, el dólar abandonó el patrón oro internacional. Las monedas se desvincularon del oro, y, se les permitió ‘flotar’ en los mercados de divisas, compitiendo unas con otras, haciéndolas así vulnerables a la especulación interesada.

En 1973, un acuerdo secreto fue implementado, donde, los países de la OPEP solo venderían petróleo en dólares, y, a través del mecanismo de falsa escasez, se incrementaría su precio drásticamente. Para 1974, los precios del petróleo habían aumentado en un 400% frente a los niveles de 1971.

Los países que carecían de petróleo, tuvieron que pedir dólares prestados a los bancos de los Estados Unidos.

En 1981, la tasa de fondos federales se elevó al 20 %. Con un interés compuesto del 20%, la deuda se duplica en menos de cuatro años. Como resultado, la mayor parte del mundo se paralizó por la deuda. Para 2001, los países en desarrollo habían pagado el capital inicialmente debido seis veces, pero, su deuda total se había cuadruplicado a causa de los pagos de intereses.

Cuando los países deudores no podían pagar a los bancos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) intervenía con préstamos condicionados, donde, los deudores tenían que aceptar ‘medidas de austeridad’ que, además incluían: recorte de los servicios sociales, privatización de los bancos y servicios públicos destacados, apertura de los mercados a los inversionistas extranjeros, permiso de flotación para sus monedas, etc.



Hoy en día, estas medidas de austeridad ya no solo afectan a los países en desarrollo, sino también a la Unión Europea. En otra entrada asociada, explicaremos como funciona el Banco de Pagos Internacional (BPI).



Ahora, veamos como escapar de la telaraña de deuda tejida por los banqueros globales, si, también se puede, restituyendo el poder del dinero al control publico, es decir, la facultad de crear toda la oferta monetaria debe ser restaurada, fundamentadas en las siguientes alternativas:


•Moneda de curso legal emitida directamente por las tesorerías nacionales, y, gastada en los presupuestos estatales.
•Bancos Centrales de propiedad pública, facultados para otorgar el crédito de la nación, y, prestarles al Gobierno sin intereses.
•La nacionalización de los bancos en quiebra considerados ‘demasiado grandes para caer’, que, tras una auditoria de la deuda, nos revelaría cuales son odiosas, y, cuales son incobrables, ya que, están creadas a partir de gigantescas burbujas de activos. Estos bancos, saneados, podrían emitir crédito al público, y, servir a las necesidades bancarias de la gente, remitiendo las utilidades al Gobierno, que, podría disminuir hasta en un 50 % la carga tributaria sobre las personas.
•Bancos locales de propiedad pública (estatal, provincial o municipal).



Algunos bancos de propiedad publica se han establecido con éxito y operan en países como; Estados Unidos (Dakota del Norte), Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Alemania, Suiza, India, China, Japón, Corea y Malasia.



Y con el último permiso de Ellen Brown, a continuación, revelamos un caso de éxito de banca de propiedad pública;



En los Estados Unidos, en la actualidad, hay sólo un banco de propiedad estatal, el Banco de Dakota del Norte. El modelo, sin embargo, ha demostrado ser muy exitoso. Dakota del Norte es el único Estado de América que ha escapado intacto de la crisis de crédito.



En 2009, mientras que otros Estados fracasaron, Dakota del Norte tuvo el mayor superávit presupuestal de su historia. En 2008, el Banco de Dakota del Norte (BND) tuvo un retorno sobre el capital del 25%. Dakota del Norte tiene la menor tasa de desempleo en el país, y, la menor tasa de moratoria en los préstamos. También cuenta con la mayor cantidad de bancos locales por habitante.



Dakota del Norte ha tenido su propio banco desde 1919, creado por los agricultores del estado cuando estaban perdiendo sus granjas a manos de los banqueros de Wall Street. Estos se organizaron, y, ganaron las elecciones, promovieron así la legislación bancaria vigente. El Estado, está obligado por ley a depositar todos sus ingresos en el BND. Al igual que con el modelo sostenible del banco de la Pennsylvania colonial, el interés y las utilidades regresan al Gobierno y a la economía local.



El modelo también puede ser replicado en otros países. En Irlanda, por ejemplo, donde los grandes bancos eran insolventes, ya están nacionalizados. Desde entonces, el Gobierno deposita sus ingresos en sus propios bancos de propiedad pública, añadiendo el dinero suficiente para cumplir con los requisitos de capital, y, aprovechando estos fondos para crear crédito libre de interés que satisfagan sus propias necesidades locales.



Eso es exactamente lo que Alexander Hamilton hizo frente a las deudas gubernamentales imposibles de pagar: puso los fondos existentes del Gobierno en un banco, y luego, lo pidió prestado de vuelta varias veces, empleando el aceptado modelo de ‘reserva fraccional’.



La solución de Japón es también una variante de lo que Alexander Hamilton propuso dos siglos atrás. Japón, mantiene su status como la tercera economía más grande del mundo, a pesar de que tiene una relación deuda/PIB del 226%.



Japón ha ‘monetizado’ la deuda publica, convirtiéndola en la oferta monetaria nacional. El mayor Banco de Japón, propiedad gubernamental, tiene la deuda del gobierno, y puesto que el Gobierno es dueño del banco, este préstamo es libre de intereses y puede ser extendido indefinidamente. Un préstamo sin intereses por tiempo indefinido, es el equivalente a la emisión de dinero.



Y hasta aquí, Sres. de Podemos, algunas de las propuestas que pueden provocar la Nueva Transición, Monetaria, socialmente satisfactoria, y, politicamente extraordinaria.



Estas son mis soluciones, si no les gustan, tengo otras.

Publicado por AbundioTeca

http://www.wikibolsa.org/category/soluciones-transicion-definitivas-libertad-humanidad/
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3089
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.