Iglesía Adventista del séptimo día.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Iglesía Adventista del séptimo día.

Mensaje por Desapastillada el 21/08/14, 04:49 pm



El Adventismo es uno de los movimientos religiosos modernos más difíciles de clasificar, dado que, en realidad, no niega la doctrina capital de la fe cristiana, es decir, la divinidad de Jesucristo, y, sin embargo, mantiene otras teorías -especialmente en relación con el sacrificio expiatorio de Jesucristo y prácticas de legalismo de carácter judaico que son rechazados por el resto de la cristiandad. El hecho de que muchas de estas diferencias afecten a puntos que también se consideran esenciales, es lo que determina que incluyamos al Adventismo en esta sección, aparte de que por el simple hecho de ser un movimiento de muy nuevo cuño no puede ponerse junto a las iglesias surgidas de la Reforma. Todo comenzó cuando, en 1830, un hombre llamado William Miller, en EE.UU., sintió un repentino interés por el estudio de las profecías bíblicas. Su investigación le llevó al convencimiento de que el retorno de Jesucristo era algo inminente, consiguiendo contagiar de su entusiasmo a un buen grupo de sus oyentes. Tan sincera y franca convicción no estaba unida, sin embargo, a una sólida formación escriturística y ello fue probablemente la causa que le llevara a hacer atrevidas predicciones, como la que fijaba para el año 1843 la tan esperada venida de Cristo. Esta fecha fue pospuesta para un año después, y cuando, al fin, llegó, y pasó, el tan esperado 1844 y nada sucedió, el frustrado profeta y sus seguidores cayeron en el desánimo. A pesar de ello Miller no perdió la esperanza de ver aparecer pronto al Señor, y aparte de esta peculiar creencia no puede decirse que sustentara ninguna otra que pueda calificarse de heterodoxa. Miller era un apasionado por las profecías, y su interpretación de Daniel 8:14 era el punto sobre e] cual pivotaba toda su teoría. Cuando, en 1849, Miller murió, no se había apartado sustancialmente de la fe cristiana tradicional. Sin embargo, sus seguidores no renunciaron a aquella teoría que consideraban como un gran descubrimiento, y poco después de la muerte de su maestro se ponían las bases de una nueva organización religiosa. Pero antes había que explicar, de algún modo, el aparente fracaso de Miller. Un seguidor de Miller, en el estado de Nueva York, llamado Hiram Edson, dijo que precisamente el día siguiente del que estaba fijado para el regreso de Cristo (22 de octubre de 1844) él había tenido una visión en la que percibió a Cristo junto a un altar en el cielo. Inmediatamente se interpretó este dato como la realización de la predicción de Milier, diciendo que, efectivamente. Cristo había “venido” en la fecha anunciada, pero no a la tierra, como algunos habían entendido, sino al santuario que hay en los cielos, el cual es una réplica exacta del que los judíos tenían en Jerusalén. En 1860 la secta ya estaba plenamente organizada, bajo la dirección de uno de sus miembros, James White y su esposa a quien los adventistas califican de mujer inspirada por Dios. Fue precisamente esta Sra, White, quien introdujo en la recién creada secta, una de las doctrinas que más caracterizan al grupo: la observancia del sábado, y no del domingo, como día de descanso. En una de sus frecuentes visiones la supuesta profetisa tuvo el privilegio de contemplar las tablas de la Ley de Dios. De los diez mandamientos había uno (el cuarto, según el orden bíblico) que resaltaba sobre los demás y estaba rodeado de un halo de luz. La Sra. White lo interpretó como una llamada de atención por parte de Dios en el sentido de que los llamados cristianos habían cambiado sin autorización el día de descanso, que desde siempre había sido el sábado. De ahí se llegó directamente a una conclusión rotunda: todos los que profanaban el sábado no podían ser considerados como parte del pueblo de Dios. A partir de ese momento los adventistas han inculcado a sus adeptos una rigurosa reverencia por el sábado. En cierto sentido, se ha vuelto a implantar en sus comunidades las costumbres judías sobre este día, con todo lo que tienen de complicado y enojoso cuando se trata de cumplir en un medio adverso. No es difícil, pues, imaginar, los innumerables problemas de orden social, labora!, etc. que los adventistas tienen que afrontar por esta razón. Según ya hemos señalado, los adventistas no niegan la divinidad de Jesucristo. Sin embargo, su doctrina acerca de la redención es muy diferente de la sostenida por el cristianismo tradicional. A causa de la curiosa explicación sobre el retorno de Cristo en 1844, se hizo necesario amoldar Otras doctrinas a aquella visión. El santuario del cielo, está, como lo estaba el de los judíos en la tierra, dividido en dos partes: e] lugar santo y el lugar santísimo. Según la Sra. White , Cristo estuvo en el lugar santo durante dieciocho siglos después de su muerte, intercediendo por los pecadores, pero esto no fue suficiente, y, en consecuencia, en 1844, según dice la profecía de Daniel, Cristo pasó (“vino”) al lugar santísimo donde comenzó la obra de completar y perfeccionar su expiación del pecado. Los adventistas creen que tras la muerte física del ser humano se produce un estado de inconsciencia que dura hasta el día de la resurrección. Spicer, un destacado adventista, habla de dicho estado en estos términos: “La muerte nos reduce a un estado de silencio, inactividad y completa inconsciencia.” Esto nos lleva a la cuestión del más allá. Después del juicio los creyentes heredarán el Reino, en tanto que los incrédulos serán completamente aniquilados. El infierno, en cuanto lugar de eterno tormento, no existe. El único fin de los impíos es la extinción completa. Hay cosas positivas que destacar de los adventistas. Junto a un nivel moral, por lo general, bastante elevado, se encuentra un escrupuloso cuidado de la salud corporal, por medio del ejercicio físico y un régimen alimenticio esencialmente vegetariano. En el campo de la educación han logrado muchos éxitos, proveyendo, cuando ello es factible, una educación gratuita para los hijos de sus afiliados. Se hace mucho hincapié en la santidad del matrimonio, la unidad de la familia, la formación de la juventud en un ambiente distinto del que impera en la sociedad actual, etc. La contribución económica de los adventistas a su propia causa es realmente espectacular, convirtiéndoles en uno de los movimientos religiosos más florecientes en proporción a su número, especialmente si se tiene en cuenta que no tienen protección oficial. Hay entre ellos muchos médicos, y en varios países del mundo han construido magníficos hospitales. En España cuentan con un Seminario y lugares de culto en las principales ciudades.


http://restaurandolasnaciones.yolasite.com/sectas-y-religiones.php

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3076
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Iglesía Adventista del séptimo día.

Mensaje por Saskatchewan el 23/08/14, 10:36 pm

Ellos se parecen mucho ( Adventistas y Testigos de Jehova ) Parece que la Influencia de Miller a Russell fue muy grande. En una ocasion predicabamos en el Area Urbana de Montreal y tocamos la puerta y la sorpresa fue que vivia una Familia de Adventistas. Bien el caso fue que ellos nos ensenaron informacion de la Iglesia de muchos years atras y nos quedamos muy sorprendidos la similitud entre ambas Organizaciones ! tal parece que el Padre de Russell y Charles mismo fueron influenciados por Miller al grado que Russell mismo uso esas ensenanzas para exponer sus puntos de vista ( torcidos ) de la Biblia. Bueno salimos de esa casa con esta cara --->  Question 
avatar
Saskatchewan

Mensajes : 742
Fecha de inscripción : 14/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Iglesía Adventista del séptimo día.

Mensaje por Desapastillada el 16/09/14, 10:00 pm

Cuando Charles Russell se reunió a principios de 1870 con un grupo de jóvenes independientes de las ”iglesias de la cristiandad”, éstos estaban mentalmente sometidos a las enseñanzas del adventismo del Segundo Advenimiento, liderado por Nelson Barbour, quien junto con los adventistas Georgen Storrs, George stetson, moldearon la mente de Russell.




_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3076
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Iglesía Adventista del séptimo día.

Mensaje por Desapastillada el 16/09/14, 10:06 pm

Los Testigos de Jehová:  

Un Vástago Adventista y Russellita  



Por Ken Raines



Traducido por David García Claussell de:

Jehovah’s Witnesses: An Adventist and Russellite Offshoot



C.T. Russell

Introducción  

Los testigos de Jehová reclaman que su historia moderna del día de hoy, comenzó a finales de los años 1800 cuando Charles Taze Russell fundó la Sociedad de la Torre del Vigía. Hasta recientemente los testigos de Jehová no habían discutido mucho sobre el adventismo del siglo 18 como la fuente de las creencias de Russell. La evidencia indica que Russell obtuvo la mayoría de sus ideas como la teología y la cronología (el pre-milenarismo histórico) de los escritos y numerosas enseñanzas adventistas. Russell se convirtió en un segundo-adventista y el movimiento de los “Estudiantes de la Biblia” que Russell fundó fue una secta de los adventista o un vástago que salió de ellos. Al igual, que los testigos de Jehová de hoy en día son un vástago de la secta de los adventistas de Russell. Este artículo contiene una breve apreciación global de la evidencia para estos desarrollos históricos.

Charles Taze Russell

C. T. Russell nació en el 1852 en Allegheny, Pensilvania en los EE.UU. Él se crió en la fe presbiteriana con su padre quien también llegó a ser un masón de altos niveles según informes recibidos. Él luego se unió a una iglesia congregacional. Preocupado por lo que su iglesia estaba enseñando sobre el infierno y otros temas, él al parecer se volvió un escéptico durante sus años de adolescencia. Esto ocurrió según informes recibidos como resultado de Russell intentando convertir a un “infiel” a la cristiandad a la edad de dieciséis años. En las palabras de un comentarista: “El infiel derrotó completamente al joven Russell, y él se volvió un escéptico. Él vio, por ejemplo, en cuanto a la doctrina del tormento eterno no podía creer que ella fuese bíblica.” 1

A la edad de dieciocho años aproximadamente en 1869 él asistió a una reunión de una iglesia segundo-adventista sostenida por Jonas Wendell, en las palabras de Russell, “para ver si el puñado de personas que se reunía allí tenía algo más inteligente que ofrecerle, que los credos de las iglesias prominentes.” 2   Aparentemente algo más “inteligente” que la doctrina del castigo eterno. Esta reunión le ayudó a restablece su fe en la Biblia (los adventistas creen en el sueño del alma).

Después de esto, Russell pronto empezó un estudio de la Biblia con algunos parientes y socios. Esto incluyó a su padre quien previamente se había interesado en los adventistas (alrededor del tiempo cuando C. T. empezó con su escepticismo). No fue ninguna sorpresa, que una de las primeras cosas que descubriera el grupo era que no había ningún castigo eterno o un infierno como se concibe tradicionalmente. El profesor Gruss señala que: “según su propia posición como es citado por Stewart, Russell tenía que eliminar la doctrina del castigo eterno para creer en la Biblia... La Biblia se estudiaba “con esta perspectiva muy presente”. “Es notablemente extraño para uno estudiar la Biblia empezando desde este punto”, así afirmó él. 3



Russell el Adventista  

Durante el tiempo de su estudio bíblico, Russell fue muy influenciado por varios adventistas como George Storrs, Jonas Wendell, George Stetson y Nelson Barbour. Otras posibles influencias fueron los cristadelfiano, el Ministro luterano Joseph Seiss y posiblemente la francmasonería. La Sociedad Watchtower en recientes años ha admitido esta influencia de los adventistas en Russell, declarando que Russell por ejemplo “había aprendido mucho de él acerca de la mortalidad del alma” (el sueño del alma) de George Storrs. 4  El propio Russell reconoció su endeudamiento con los adventistas como Stetson, Storrs, Wendell y Barbour. 5  Asimismo, según la Sociedad de hoy, Russell aprendió “mucho” sobre la teología incluso el sueño del alma de los adventistas, y no exclusivamente de la Biblia. El grupo de estudio bíblico de Russell parece haber estado orientados hacia los estudios de los adventistas. De hecho, según Jonsson, el grupo de estudio bíblico de Russell tenía numerosos e íntimos contactos con ciertos adventistas, incluyendo al grupo bajo la dirección de Jonas Wendell en Allegheny y la congregación de George Storrs en Nueva York. 6

Mucha de la teología de Russell vino de éstos y de otros adventistas de más temprano. Algunas de las creencias de Russell pueden remontarse atrás al mismo principio del movimiento segundo-adventista por William Miller, como ciertos cálculos de los tiempos, y algunos tipos y anti-tipos hermenéuticos de Russell. 7



Nelson Barbour

Una de las mayores influencia en las creencias de Russell durante este tiempo fue Nelson Barbour de Rochester, Nueva York. Barbour era el publicador de la revista adventista, The Midnight Cry (El Clamor de Media Noche) cual tenía una circulación de 15,000 copias.  Proclamaba que Jesús retornaría visiblemente en el 1874. Cuando Jesús no retornó, Barbour se confundió al principio. Sus numerosos lectores “como resultado menguaron a aproximadamente a unos 300”. 8   Uno de los lectores del  The Midnight Cry (El Clamor de Media Noche) era B.W. Kieth quien después se hizo un escritor colaborador de la revista La Torre del Vigía de Russell. Él notó que en la traducción de la versión interlineal griego-inglés Emphatic Diaglott, (Diaglotón Enfático) por Benjamín en Mateo 24, la palabra parousia se utilizó para traducir “presencia” en lugar de “venida”. Fue entonces sugerido que Barbour tuvo la fecha correcta del retorno de Cristo (en el1874) pero había esperado una cosa equivocada (un retorno visible). Barbour entonces creyó que Jesús estaba invisiblemente “presente” desde el 1874. La mayoría de sus lectores no aceptaron esta explicación para su predicción del retorno de Cristo, produciendo que un gran número de lectores menguara como se ha relatado anteriormente. Sin embargo, hubo una persona que sí aceptó esta explicación éste fue Charles Russell. 9

En octubre de 1874, The Midnight Cry (El Clamor de Media Noche) cesó su publicación. Y en el 1875 la revista se reinició como el Herald of the Morning (Heraldo de la Mañana). Después de recibir una copia de la revista el Heraldo aproximadamente en el 1876, Russell quedó impresionado con la explicación de la “presencia invisible” por Barbour sobre la venida de Cristo (cual Russell aparentemente vino a creer independiente a Barbour) y él también aceptó muchos de sus puntos de vistas cronológicos. Su aceptación de la cronología de Barbour aconteció de la siguiente manera: Después de leer el Heraldo, Russell le escribió a Barbour sobre su cronología. Más tarde en el 1876, Russell preparó una reunión con él en Filadelfia para ver si él podía convencerlo, en las palabras de Russell, “que las profecías indicaban al 1874 como la fecha que sería la presencia del Señor y el comienzo de la ‘siega’.” “La evidencia me satisfizo”, afirmó Russell. 10 Jonsson indica:

Está claro que durante estas reuniones Russell aceptó todos los cálculos sobre los tiempos de Barbour, incluyendo sus cálculos sobre los tiempos de los gentiles. Mientras todavía estaba en Filadelfia, C. T. Russell escribió un artículo titulado “Los Tiempos de los Gentiles: ¿Cuándo terminan?”, cual se publicó en la revista de George Storrs Bible Examiner (El escrutador de la Biblia) de octubre de 1876. 11

Barbour y Russell pronto se volvieron compañeros publicando el Heraldo de la Mañana, Russell se convirtió en el editor asistente de la revista adventista.  



Herald of the Morning, de Julio de 1878.

C.T. Russell, J.H. Paton se listan como los editores asistentes. “Los Tiempos de los Gentiles terminarán  en 1914” vea abajo esquina la derecha.  

En el 1877, Barbour escribió y publicó el libro, Three Worlds, and the Harvest of This World (Tres mundos, y la siega de este mundo) [También llamado, Three Worlds, Or, Plan of Redemption (Tres mundos, o, Plan de redención)], Se ha listado a C.T. Russell como el coeditor. Aunque Barbour era solo escritor del libro. 12 En él, Barbour presentó sus puntos de vistas adventistas sobre la teología milenaria y las cronologías.  

En cuanto a teología, él enseñó en el libro, así como Russell lo haría más tarde en La Torre del Vigía, que la Iglesia y Jesús ambos constituían El Cristo (Págs. 5-6). Jesús y Su novia, la Iglesia, ambos constituían el “Segundo Adán y Eva” (Pág. 11). La iglesia se convertiría en Dioses, de hecho, ellos se “volverían parte de la Deidad” (Pág. 13). Esta clase de Cristo ó Dios redimiría a la humanidad durante el período de “prueba” durante el milenio (Pág. 10) y así se convertiría en la “madre espiritual” del resto de la humanidad (Pág. 16). Estos 144,000 “seres espirituales” se “materializarían” a voluntad como hombres sobre la tierra durante su reino milenario ó permanecerían invisible mientras estaban sobre la tierra, vigilando así el desarrollo espiritual de la humanidad durante este período (Págs. 43 47). La adoración de la humanidad en parte consistiría en servir y obedecer a estos “gobernantes” o “instructores” durante el milenio (Pág. 68).

En cuanto a la cronología, Barbour asentó sus puntos de vista que los “6,000 años” desde la creación de Adán finalizaron en el 1873 (Págs. 76-77). Que Jesús retornó en el 1874, y la “Siega” sería desde el 1874 al 1914.  Que el 1914 vería el fin de “los tiempos de los gentiles”, y al reino de Dios establecerse sobre la tierra, etc. En el capítulo: “Los Tiempos de los Gentiles”,  Barbour escribió (Págs. 83, 84):

Por lo tanto fue en el 606 a. de J.C. cuando el reino de Dios terminó, la diadema fue quitada, y toda la Tierra fue entregada a los gentiles. 2.520 años desde el 606 a. de J.C. terminarán en 1914 d. de J.C. ó cuarenta años desde el 1874; y estos cuarenta años en que nosotros hemos entrado ahora serán tal  “porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será.” Y durante estos cuarenta años, el reino de Dios será establecido. (Pero no en la carne, “lo natural primero y después lo espiritual)”, los judíos serán restaurados, el reino de los gentiles rotos en pedazos “como el barro en la mano del alfarero”, y los reinos de este mundo se volverán  los reinos de nuestro Señor y su Cristo, y la edad del juicio  es introducida.

Éstos son algunos de los eventos que esta generación a de ver...  No estoy dispuesto admitir que este cálculo inclusive sea incorrecto, a lo sumo si lo fuese lo sería por un solo año.

Todo esto lo transportó Russell con poca modificación cuando él empezó la publicación de la revista Zion’s Watch Tower  (La Torre del Vigía de Sión) en el 1879. Sin embargo, exactamente de quién él consiguió sus doctrinas no es conocido siendo que muchos de sus asociados adventistas, en adición a Barbour, creían en muchos de estos puntos de vistas antes que Russell. Penton declaró que Russell obtuvo sus creencias de la doctrina del “rescate”, la doctrina del paraíso “restaurado” en la tierra, los “sentimientos negativos” hacia las iglesias, el condicionalismo (el sueño del alma) y la celebración de la “Cena del Señor” o la “conmemoración” solo una vez al año el “14 de Nissan” del segundo adventista George Storrs. 13  Como ya hemos citado anteriormente, que los escritores de la Watchtower actuales también admiten que Russell “había aprendido mucho” sobre el sueño del alma de Storrs.



Otras posibles influencias  

El papel que tuvo el ministro luterano Joseph Seiss sobre las enseñanzas de Russell, si alguno, es incluso menos claro. Está claro que Russell estuvo muy consciente de libro de Seiss sobre la Piramidología, Un Milagro en Piedra, siendo que él lo citó favorablemente en su libro Venga a Nos tu Reino en el capítulo sobre la Piramidología. 14

Penton declaró que Carl Olof Jonsson demostró que Henry Drumond en 1828 primero defendió la idea de una segunda presencia invisible de Cristo con su “doctrina de su venida en dos-fases”. Esto fue recogido posteriormente por Seiss y Jonsson concluye que probablemente Russell “plagió” los trabajos de Seiss en su doctrina de la “presencia invisible” de su revista The Object and Manner of Our Lord’s Return (El objeto y manera de la vuelta del Señor). 15  Sin embargo, Crompton notó que un punto de vista similar fue sostenido en el 1815:

De nota particular... fue James Hately Frere quien, en el 1815, había publicado ‘A Combined View of the Prophecies of Daniel, Esdras and St. John’  [Una Perspectiva Combinada de las Profecías de Daniel, Esdras, y San Juan], en la cual él expresó la creencia que la segunda venida no sería un evento literal sino uno espiritual y tendría lugar en 1822-3... .era un punto de vista similar al de Frere lo cual habría de convertirse en una parte importante en el sistema de creencias de Russell más tarde en el siglo. 16

Penton también afirma que Seiss creía que Jesús no resucitó en carne, sino como un espíritu, algo que los testigos de Jehová creen hasta este momento. Seiss también produjo otros libros como: ‘The Gospel in the Stars on a Christianized Astrology’ (El Evangelio en las Estrellas sobre una Astrología Cristianizada). Seiss tenía numerosas creencias franjas/ ocultas, muchas de los cuales también se creían por los adventistas incluyendo a Russell. Exactamente quién influenció sobre quién, ahora es muy difícil determinarlo. En cualquier caso, para finales del 1800, Russell claramente era un segundo adventista. Está claro que él compartió muchas de las creencias de los adventistas de su día, se asoció con algunos de ellos e incluso les ayudó a editar y publicar el material de los adventistas antes de empezar su propia publicación adventista.



Influencias Masónicas  

Además de estas influencias, Russell, al parecer, también llegó a ser un francmasón de altos niveles. Qué efecto esto tuvo en sus puntos de vistas es desconocido. Por lo menos que su envolvimiento en la masonería aparecen en sus obras es demostrado por los diferentes símbolos masónicos que Russell utilizó en sus publicaciones como, el símbolo de la “Cruz y la Corona” y otros en las tapas y portadas de la revista La Torre de Vigía, también por el supuesto emblema masónico de los 33º del Disco-solar-halado “winged-sun-disc” de la mitología egipcia cual adorna las tapas y portadas de las ediciones siguientes desde el 1911 y en Studies in the Scriptures (Estudios en las Escrituras). El hecho que Russell pusiese los símbolos masónicos en las tapas y portadas de su literatura parece indicar que él estaba transmitiéndole a otros masones su envolvimiento en esta “sociedad secreta”, al parecer era una parte importante en su vida y sus creencias, algo que investigadores sobre Russell debiesen examinar. 17



Los Estudiantes de la Biblia  

Una disputa doctrinal entre Russell y Barbour sobre la doctrina de la expiación resultó en que Russell finalizó su sociedad con Barbour y comenzó su propia revista, la Zion's Watch Tower and Herald of Christ's Presence (Torre del Vigía de Sión y Heraldo de la presencia de Cristo), en el 1879. Cuando Russell se separó, él se llevó a muchos lectores de Barbour con él, incluyendo a J.H. Paton, el otro asistente editor de la revista el Heraldo. No obstante él continuó con la cronología de Barbour del 1874 como que era la fecha del retorno invisible de Cristo, y el año 1799 como el comienzo de los tiempos del fin, y el 1914 como “el fin de los tiempos de los gentiles”, así como numerosas enseñanzas adventistas del milenio discutidas aquí arriba.

Paton contribuyó muchos artículos para La Torre del Vigía durante varios años. Algunos de éstos todavía fueron desde una perspectiva Trinitaria, declarando por ejemplo que Jesús no era el Arcángel Miguel 18 sino “Dios manifestado en carne”. 19  Russell animó a Paton para que escribiese un libro para lectores de La Torre del Vigía y así reemplazar el libro Los Tres Mundos por Barbour cual él hizo titulado Day Dawn (Día de la Aurora).  Una disputa doctrinal con Russell sobre la Expiación o la doctrina del “rescate” causó que Paton también se separase. Después de que él y Paton se dividieron, Russell produjo su propio libro, El Plan de las Edades (después llamado El Plan Divino de las Edades) cual fue el primer volumen  de la colección “Millennial Dawn” [La Aurora del Milenio],  (más tarde se cambió a los Estudios en las Escrituras). Russell se hizo el único maestro principal restante entre los “Estudiantes de la Biblia”. Él se convirtió un arriano y escribió numerosos artículos contra la Trinidad, etc. distanciándose él y los Estudiantes de la Biblia de las iglesias protestantes e incluso las iglesias adventistas.



Apostasía y Restauración  

Al igual que surgió con algunos adventistas antes que él, Russell vio todas las otras iglesias cada vez más como unas apóstatas y su movimiento era parte de la “restauración” de la verdad que esencialmente había estado perdida durante siglos. Sus puntos de vistas y su literatura como resultado se hicieron más y más importantes ante sus ojos y los de sus seguidores. El movimiento de los Estudiante de la Biblia y Russell pronto se convirtieron en un sinónimo de la “Verdad”.  Los escritos por Russell asumieron una mayor importancia y significado según pasaba el tiempo. Para el 1906 ya Russell estaba diciendo:

Muchas son las preguntas relacionadas a las verdades presentadas en LA AURORA DEL MILENO y la TORRE DEL VIGÍA DE SIÓN, acerca de dónde salieron... ¿Fueron el resultado de visiones? Dios que de alguna manera sobrenatural concede la solución a estos, hasta ahora considerados, como los misterios de su plan...  ¿Cómo viene esta revelación de las verdades de Dios?.... No, queridos amigos, no reclamo nada de superioridad, ni de poder sobrenatural, ni  dignidad o autoridad; tampoco aspiro a exaltarme por encima  de mis hermanos de la familia de la fe, excepto en el sentido que el Amo mostró  diciendo, “El que quiera ser grande entre ustedes sea su servidor”,...  No, las verdades que  yo presento, como portavoz  de Dios, no me han sido reveladas en visiones o sueños, ni por la voz audible de Dios, ni de repente, sino gradualmente...  Tampoco esta clara revelación de la verdad es debida a ningún  ingenio humano o agudeza de percepción, sino al simple hecho de que el tiempo previsto de Dios ha llegado; y si yo no hablara, y no se pudiera encontrar ningún otro portavoz, las piedras mismas clamarían. 20

Mientras que por un lado no reclama ninguna “autoridad” especial, Russell claramente deseaba ser el “siervo” en la valoración de sus hermanos en  “la familia de la fe”.  Declaró ser el “portavoz” de Dios. El “tiempo debido” había llegado para restaurar la verdad perdida durante milenios y Dios lo había escogido solo a él. Él solo estaba publicando el “alimento” en  el “tiempo apropiado” al principio del siglo veinte y si él no hubiese estado para ser el portavoz de Dios, las piedras mismas habrían clamado y hablado en representación de Dios. Aunque muchos otros antes que él prepararon el terreno para dar el  “Clamor de Media Noche”, al igual que Miller y Barbour, Russell creyó que él finalmente había  sido escogido para restaurar  la verdadera enseñanza bíblica. En el 1910, por ejemplo,  él escribió los siguientes infames comentarios sobre la importancia de su literatura:

El plan consiste en  leer doce páginas de los ESTUDIOS EN LAS ESCRITURAS cada día, cosa que hacen muchos y que  nos da más conocimiento de la Biblia que ningún otro modo conocido...

Además, no sólo nos  encontramos con que la gente no puede ver el plan divino  estudiando la Biblia por sí mismos, sino que si alguien pone los ESTUDIOS DE LAS ESCRITURAS aparte, después de haberlos leído, después de haberse familiarizado con ellos, después de haberlos leído durante  diez años y entonces los pone aparte y no le hace caso y va a la Biblia sola, aunque él haya entendido su Biblia durante diez años, nuestra experiencia muestra que dentro de dos años  entrará en las tinieblas. Por otra parte, si él simplemente ha leído los ESTUDIOS DE LAS ESCRITURAS con sus referencias, y no había leído ninguna página de la Biblia, incluso así, él estaría en la luz al final de  dos años, porque él tendría la luz de las Escrituras...  21

Aun cuando decía que cada uno tenía que decidir por si mismo, etc., Russell claramente quería que cada uno “estudiara” la Biblia únicamente desde la perspectiva de sus escritos. Nadie podría ver el tal llamado “plan divino” leyendo solo la Biblia, Uno tenía que leer su libro, El Plan Divino de las Edades con su Biblia a su lado para buscar los textos citados. La lectura de la Biblia solo le llevaría las tinieblas espirituales. Todo esto derivado lógicamente de su autovaloración de ser el “portavoz de Dios” y el “siervo” para toda la “familia de la fe” combinado con su perspectiva que el resto de las iglesias eran todas unas apostatas. Todos estos acontecimientos separaron mucho más las iglesias y grupos adventistas de Russell y de su movimiento (y viceversa).



Los Testigos de Jehová:  Un Vástago Russellita  

Igualmente, la Sociedad Watchtower bajo el liderato del “Juez” Rutherford, Fred Franz, y otros han continuado desarrollándose como una secta exclusivista y se ha distanciado cada vez más, no sólo de las iglesias de las corrientes principales, sino de muchas de las enseñanzas de Russell e incluso de muchos grupos aislados de los Estudiantes de la Biblia. Los grupos de Estudiantes de la Biblia de hoy en día todos se adhieren más estrechamente a las enseñanzas de Russell que lo que hace la Sociedad Watchtower la cual él mismo fundó. La Sociedad dejó de publicar sus Estudios en las Escrituras en el 1928. Muchos Estudiantes de la Biblia creen en su mayoría que la Sociedad se ha convertido en una apóstata porque ya no creen en muchas de las enseñanzas de Russell como están expuestas en sus Estudios de las Escrituras. Tal como Russell advirtió que esto podría ocurrir, entonces la Sociedad ha entrado en las tinieblas espirituales. Los Testigos de Jehová son considerados por muchos grupos de los Estudiantes de la Biblia como parte de Babilonia la madre de las fornicaciones y les piden a los testigos de Jehová “salid de ella, pueblo mío”

Los testigos de Jehová están felices de devolverles con la misma moneda ya que ellos creen que los Estudiantes de la Biblia todavía están apegados a la “vieja luz” del “Pastor” Russell y por eso no se han mantenido en la corriente de la última “luz”  o “verdad presente”.  Así que los testigos de Jehová ya no son “Rusellitas” ni seguidores de Russell como los detractores los han llamado y como ellos mismos antes se sentían orgullosos de llamarse. 22  Russell ya no es considerado por la Sociedad Watchtower como “el siervo fiel y prudente” y como el único que llenó el oficio, “que ministraba a la familia de la fe el alimento a tiempo” es decir  la explicación apropiada de las Escrituras, cual fue enseñado hasta el 1927. 23  Ellos ahora han retomado a su punto de vista original, que el “esclavo” es una clase de personas, los 144,000, de los cuales Russell sólo fue uno más. Cada vez más la verdad es revelada a este “resto” moderno de los 144,000 los que actualmente conducen la Sociedad que Russell fundó. Russell es visto por los testigos de Jehová de hoy como el fundador de su movimiento, como uno quien ayudó a reavivar la verdad y separarlos de Babilonia la Grande, pero que enseñó muchas cosas que ya no son la “verdad” puesto que desde sus días “la luz se he ido haciendo cada vez  más brillante”. Por eso a los testigos de Jehová se les anima a no leer para nada el material de Russell, excepto por las breves citas proporcionadas por los escritores de la Sociedad en sus publicaciones actuales.

Para ilustrar hasta que punto los testigos de Jehová han evolucionado desde que Russell comenzó, si Russell estuviera vivo hoy y asistiese a un Salón del Reino, y todavía abogara las creencia que él tenía cuando murió, a él le rehuiría y sería expulsado de la propia Sociedad que él fundó. Crompton concluye que el sistema cronológico de Russell fue un “reemplazo” casi completo del sistema de Miller, y el sistema actual de los testigos de Jehová es un “reemplazo” del sistema de Russell por otro diferente. 24  Por lo tanto a los testigos de Jehová pueden clasificárseles como un vástago de los adventista y los Russellitas. Los testigos de Jehová son un grupo que pueden atribuirle su existencia a Carlos Russell cuyas creencias, a su vez, vinieron del  movimiento de los segundo-adventistas del año 1800.  Aunque conservan mucho del  adventismo  y el Russellismo, los testigos de Jehová ya no aceptan a ninguno de estos dos sistemas de enseñanzas por lo tanto no tienen  compañerismo con ellos ni los consideran como sus hermanos. Ambos grupos son tan apóstatas para los testigos de Jehová como todos los demás de la cristiandad. 25  Si un testigo de Jehová visitara una iglesia adventista o asistiera  a una reunión de los Estudiantes de la Biblia, él ó ella podría ser expulsado por apostasía

Notas y referencias:

 

1.  E. D. Stewart, ‘Life of Pastor Russell’, Overland Monthly [‘Vida del Pastor Russell’, repartido mensualmente], 69: 129, Feb., de 1917. Citado por Profesor Edmond Gruss, en [Apóstoles de Negación] ‘Apostles of Denial’, (‘Prebeterian and Reformed’), 1970, 1986, Pág. 39.

2.  Reimpresiones de La Torre del Vigía en inglés, Pág. 3821. Las reimpresiones de la Watch Tower son una reimpresión de la revista de La Torre del Vigía en inglés, es decir, La Atalaya desde 1879 al 1919. Estas fueron publicadas por la Sociedad en el 1920. De ahora en adelante las llamaremos las Reimpresiones.    

3. Citado por el Profesor Edmond C. Gruss, en [Apóstoles de Negación] ‘Apostles of Denial’, (‘Prebeterian and Reformed’), 1970, 1986, Pág. 40. De ahora en adelante lo llamaremos Gruss

4. Los Testigos de Jehová: Proclamadores  del Reino de Dios, (Nueva York: La Sociedad de Biblia y Tratados Watchtower), 1993, Pág.  46. De ahora en adelante lo llamaremos, Proclamadores

5. Las reimpresiones, Págs. 288-9;  3821-3; Proclamadores, Pág. 120.  

6. Carl Olof Jonsson, The Gentile Times Reconsidered [Los Tiempos de los Gentiles Reconsiderados] (Atlanta: Commentary Press), 1986, Pág. 27. De ahora en adelante lo llamaremos, Jonsson.

7. Robert Crompton, Counting the Days to Armageddon Jehovah's Witnesses and the Second Presence of Christ [Contando los Días hasta el Armagedón, los Testigos de Jehová y la Segunda Presencia de Cristo], (Cambridge: James Clarke & la Cía.), 1996, Págs. 20-1. De ahora en adelante lo llamaremos, Crompton.  

8. Jonsson, Págs. 26-27.

9. Las reimpresiones, Págs. 230-231.

10. Las reimpresiones, Pág. 3822, Jonsson, Pág. 28.

11. Jonsson, Pág. 28.

12. M. James Penton, Apocalypse Delayed The Story of Jehovah's Witnesses [El Apocalipsis Aplazado La Historia de Los Testigos de Jehová]  (Toronto: University of Toronto Press), 1985, Pág. 19. De ahora en adelante lo llamaremos, Penton.

13. Penton, Págs. 16-17

14. Charlse Taze Russell, Studies in the Scriptures, series III, Thy Kingdom Come [Los Estudios en las Escrituras, Tomo III, Venga a Nos Tu Reino]  (Allegheny, PA: La Sociedad de Biblia y Tratados Watchtower), 1891, ed. del 1908, Págs. 327-8.

15. Penton, Pág. 18.

16. Crompton, Pág. 18.

17. Fritz Springmeier, La Watchtower & los Masones, (Portland, OREGÓN.: el ego publicó), 1990, 1992; Ken Raines, “El Alado-sol-disco”,  JW Research, Vol. 2, #1, Invierno, 1996, Págs. 22-24.  

17. Fritz Springmeier, The Watchtower & the Masons,  [La Watchtower & los Masones,] (Portland, OR.: self published), 1990, 1992; Ken Raines, “The Winged-Sun-Disc”, [‘Disco-solar-halado’] JW Research, vol. 2, #1, Invierno, 1996, Págs. 22-24.  

18. Las reimpresiones, Pág. 48.

19. Las reimpresiones, Pág. 27.

20. Las reimpresiones, Pág. 3821.

21. Las reimpresiones, Págs. 4684-4686.

22. Walter Martin y Norman Klan, Jehovah of the Watchtower [El Jehová de la Atalaya] (Publicadores, Minneapolis, MN.: Bethany House Publishers),1953, 1974, Pág. 41; revista The Golden Age (La edad de oro), del 17 de marzo de 1920, Págs. 409-414.  

23. J. F. Rutherford, El Arpa de Dios, versión española, del 1930 (Brooklyn, NY: La Sociedad de Biblia y Tratados Watchtower),  Pág. 241.

24. Crompton, Pág. 18.

25.  Por ejemplo, hablando de individuos como Paul S. L. Johnson, cual renunció a la Watchtower para fundar el ‘Layman’s Home Missionary Movement’,  [Movimiento Misionero, Casa del hombre Lego] , ellos dicen: Sin embargo, hubo ocasiones en que personas que estaban en puestos de responsabilidad se vieron a sí mismas como el conducto de la luz espiritual,... Trataron de conseguir el apoyo de otros, o, como lo expresó el apóstol Pablo, de “arrastrar a los discípulos tras de sí”... Paul S. L. Johnson,...  “Decía que era el mayordomo (o encargado) al que hizo referencia Jesús en su parábola registrada en Mateo 20:8.” Proclamadores ’, Págs. 627-9.

http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&frm=1&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CDAQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.freeminds.org%2Fforeign%2Foffshootsp.htm&ei=PcXzU67BI-qc0QXU1IGQCQ&usg=AFQjCNGFjMQ6byTOABdxUcgCPsFDonP5lg&sig2=gSrrh2AV6-vYw7GzN3pyRw

_________________
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Art 19 - Declaración Universal de Derechos Humanos.
avatar
Desapastillada

Mensajes : 3076
Fecha de inscripción : 25/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Iglesía Adventista del séptimo día.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.